SNPS/CC defiende los derechos de la población migrante venezolana y retornada colombiana

SNPS/CC defiende los derechos de la población migrante venezolana y retornada colombiana

30/06/2020 Con el apoyo fraterno solidario de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AECID, la Comunidad de Madrid, Caritas Española y el Secretariado Nacional Pastoral Social / Cáritas Colombiana, se ejecutan proyectos sociales que benefician a la población más vulnerable en Colombia. Uno de ellos es ‘Apoyo a la población colombiana y venezolana en el ejercicio de sus derechos básicos durante su proceso de migración y retorno en los departamentos de la Guajira y Nariño’, que se realizó en las ciudades de Riohacha, Pasto e Ipiales.

Este proyecto, que tuvo una duración de 14 meses, mejoró las condiciones de vida de la población migrante y retornada del vecino país en situación de paso o residente en los departamentos de la Guajira y Nariño, dos de los departamentos con más flujo migratorio.

Es de resaltar que Colombia tiene, según los últimos datos publicados por la ONU, 1.142.319 de inmigrantes, lo que supone un 2,29 % de la población colombiana. Uno de los factores principales que ocasiona la llegada de migrantes venezolanos y colombianos retornados es la crisis que vive actualmente el vecino país.

El proyecto inició con el registro de datos generales y ubicación geográfica de la población vulnerable, que se presentó en los centros de acogida del proyecto solicitando algún tipo de servicio, además, permitió identificar grupos poblacionales, necesidades específicas y movimientos migratorios. Durante este periodo se registraron 11.626 personas y 3 mil hogares.

Una vez se conocieron sus necesidades se procedió a brindar diferentes tipos de ayudas como atención psicosocial, asesoría legal, pago de pasajes, kits y matrículas escolares, así como la redirección a entidades públicas como la Cancillería, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Personería, Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), Migración Colombia, Sistema de Identificación de Beneficiarios de Programas Sociales del Estado (SISBEN), hospitales, Oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Concejo Noruego para Refugiados (NRC), Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Cruz Roja, entre otros actores de la arquitectura humanitaria.

Más de 7 mil personas accedieron a información, orientación y asesoramiento legal sobre procesos de documentación, registro civil, obtención de nacionalidad, contacto con familiares y/o repatriación voluntaria; a 1562 personas se les facilitó la compra de pasajes para el desplazamiento dentro de Colombia; a más de 6 mil personas se les brindó atención psicosocial; alrededor de 1100 personas fueron beneficiadas con talleres de inserción en cultura local; 120 menores de edad no acompañados recibieron ayuda, cuidado y protección alternativa; más de 2900 personas fueron acogidas en refugios de paso; alrededor de 5500 personas tuvieron acceso a productos de higiene personal; más de 1900 menores sin escolarización accedieron al sistema educativo formal y alrededor de 2 mil recibieron kits escolares.

“Durante la ejecución del proyecto se crearon alianzas con otras agencias, organizaciones humanitarias y entidades públicas locales y nacionales, que operan en las ciudades de Ipiales, Pasto y Riohacha, con la finalidad de lograr una atención integral a la población migrante”, explica Roger Hernández, especialista del SNPS/CC y referente de Cáritas Española.

En Pasto el principal espacio de articulación institucional entre entidades se llevó a cabo a través de la Mesa de Coordinación y Atención a Población Migrante de Venezuela, MECAP, creada mediante el Decreto 0497 del 31 de diciembre de 2018

El objetivo principal de la MECAP fue lograr “la coordinación de las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional, entidades territoriales e instituciones gubernamentales y no gubernamentales en aras de propender por la protección y promoción de los derechos de las personas migrantes provenientes de Venezuela”. Dicha instancia se divide en 7 mesas temáticas, de las cuales el Secretariado Nacional Pastoral Social/Caritas Colombiana actúa como aliado en 3 de ellas: Caracterización y registro, Asistencia Humanitaria e Integración local.

“Cabe aclarar que en representación de la Pastoral Social actuaban las coordinadoras de los proyectos financiados por AECID, Cáritas Española y ACNUR. En Ipiales se coordinó con el Concejo Noruego para Refugiados, el Programa Mundial de Alimentos, ACNUR y el Grupo Interagencial sobre Flujos Migratorios Mixtos, GIFMM, y en Riohacha se coordinó principalmente con la mesa departamental de educación de emergencias y UNICEF”, agregó Roger Hernández.

Así mismo, a nivel nacional se participó en el subgrupo multisectorial, que brinda pasajes, alojamiento, elementos esenciales para el hogar y telecomunicaciones, del Grupo Interagencial sobre Flujos Migratorios Mixtos, GIFMM.

Actualmente, se siguen ejecutando a nivel nacional proyectos con objetivos similares que buscan brindar apoyo y acoger a la población más vulnerable que se ve obligada a abandonar sus territorios.

Gracias por su tiempo