Puerto Carreño: una comunidad que tiene el coraje de acoger

Puerto Carreño: una comunidad que tiene el coraje de acoger

10/11/2020 Colombia en los últimos cinco años ha sido uno de los lugares de destino para casi un millón ochocientos mil migrantes venezolanos que han visto en el país una oportunidad de vida. Departamentos como La Guajira, Nariño, Arauca, Norte de Santander y Vichada se han convertido en el punto de partida para nuevos proyectos de vida de la población migrante.

Según Migración Colombia, Vichada por ejemplo, ha recibido a más de 3 mil migrantes de Venezuela, muchos de ellos movidos por la esperanza de encontrar oportunidades y nuevos comienzos, lo que les dio la fortaleza para caminar días enteros hacia otros lugares.

El Secretariado Nacional Pastoral Social / Cáritas Colombia le ha abierto las puertas a la población migrante, acogiéndolos bajo la premisa del amor y la solidaridad brindándoles herramientas necesarias para construir sus proyectos.

No es fácil iniciar de cero en un lugar ajeno y mucho menos para un migrante que ha tenido que adaptarse. Por esta razón, a partir del mes de marzo de 2018 hasta diciembre de 2020, el Secretariado Nacional de Pastoral Social/Cáritas Colombiana (SNPS/CC), en conjunto con la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero (OFDA) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), ejecuta el proyecto Apoyo multisectorial a familias afectadas por la crisis migratoria de venezolanos en Colombia (720FDA18CA00024), con el fin de proporcionar asistencia humanitaria a población migrante venezolana y población colombiana en situación de vulnerabilidad, que han sido afectados por la crisis migratoria en las zonas fronterizas del país como Arauca, Norte de Santander, Guajira y Vichada, puntualmente actuando en municipios como Arauca, Cúcuta, Villa del Rosario, Riohacha, Maicao y Puerto Carreño.

Más allá de brindar una ayuda humanitaria, este proyecto incentivó a las comunidades a acoger a las personas venezolanas, educándoles en una cultura del respeto, con el fin de disminuir la xenofobia, además de trabajar para que la población migrante sea integrada y participe en la toma de decisiones.

Gracias al “Apoyo Multisectorial a Familias Afectadas por la Crisis Migratoria Venezolana en    Colombia” en Puerto Carreño, se ha logrado realizar una intervención integral, que ha generado impacto a nivel individual, familiar y comunitario. Más de 8.000 personas se han beneficiado accediendo a salud, efectivo multipropósito y agua segura, kits y mejores prácticas de higiene, a través de estrategias de protección. También se ha podido brindar información a la población en rutas de salud, protección, asistencia psicológica y socio jurídica.

El proyecto ha sido un puente de respuesta integral que ha mejorado la calidad de vida de las comunidades promoviendo la dignidad humana y el desarrollo humano integral.

Gracias por su tiempo