Procesos de diálogo en los territorios para construir paz


Procesos de diálogo en los territorios para construir paz


21/06/2021


El pasado 18 de junio inició el taller Diálogo y Construcción de Paz, un evento que contó con la participación de 170 personas, representantes de 50 Consejos Territoriales de Paz, Reconciliación y Convivencia (CTPRC).

Este taller hace parte del ciclo de formación dirigido a consejeras y consejeros de paz que organiza el Secretariado Nacional de Pastoral Social – Caritas Colombiana (SNPS-CC), a través de ConPaz, programa que brinda acompañamiento técnico a los Consejos en su misión de consolidar una paz estable y duradera en los territorios.

Dentro de los objetivos del encuentro, estuvo reflexionar sobre la necesidad del diálogo en el contexto actual y de vincularlo con el rol de los Consejos de Paz.

Al momento de instalar este taller, Rosa Inés Floriano, representante del SNPS-CC, recalcó que diferenciar el término enemigo y adversario es primordial en el ejercicio de construcción de confianza, “la palabra enemigo implica el uso de la defensa propia e incluso la posibilidad de la violencia, sin embargo, la palabra adversario es el reconocimiento que el otro es distinto incluso opositor a mis ideas, pero eso no nos hace enemigos”.

Para Rosa Floriano, tener en cuenta esta diferenciación es importante en un contexto como el colombiano, donde el sector político y los medios de comunicación, han creado un discurso de estigmatización y una cultura del desencuentro, donde aquel que difiere de sus ideas, es considerado como enemigo.

Este Taller fue facilitado por Rick Jones, quien ha trabajado en construcción de paz, derechos humanos y democracia durante los últimos 30 años en América Latina. Ha desarrollado dentro de la Catholic Relief Services, enfoques innovadores para combatir la violencia de pandillas en Centroamérica y desarrollar abordajes para el diálogo, violencia basada en género e incidencia política. El Sr. Jones es considerado por algunos como un misionero de la paz y la reconciliación.

Para Jones, el diálogo es importante para construir confianza y entendimiento, un diálogo no necesariamente lleva a una negociación, pero si nos lleva a entender al otro y a entendernos a nosotros mismos para abrir la posibilidad de nuevas relaciones.

Por esto, el diálogo está relacionado con la misión de los CTPRC al transformar las relaciones en los territorios.

Basándose en un estudio de caso de un proceso de reconciliación en Guatemala, Rick Jones, motivó una conversación en torno a cómo se podrían desarrollar procesos de diálogo dentro de sus territorios y comunidades.

En este sentido se escucharon testimonios como el de la señora Ana, desde Los Montes de María, que comentó la experiencia de una situación adversa en su municipio en donde existían enfrentamientos entre miembros de su consejo:

“…yo hago parte del comité de paz territorial y desde allí hemos venido promoviendo diálogos de convivencia y de reconciliación entre líderes que no veían posibilidad de acercamientos. Ahora hemos logrado reunirlos, que se acerquen y que hablen”.

Desde Santander de Quilichao la consejera Sandra compartió:

“… necesitamos tener un consenso en las partes para iniciar un proceso de diálogo, por ello, todos y todas deben querer participar del diálogo. Se debe tener en cuenta la comunicación asertiva. Con palabras adecuadas para no herir susceptibilidades”.

Otros comentarios de los participantes apuntaron a la importancia de contar con garantías para establecer procesos de diálogo, la importancia de la protección, el restablecimiento de relaciones de confianza entre las comunidades y de estas con el estado, el reconocimiento de los diversos actores de los territorios y de las realidades locales.

Una vez que el Sr. Jones socializó algunas metodologías para fomentar procesos de diálogo, los consejeros y las consejeras comentaron que estos espacios de participación construyen esperanza en medio de lacrisis actual que vive el país.  

En estos encuentros se busca precisamente poner la mirada más allá del caos y encontrar alternativas dentro de las experiencias propias.

Como conclusión de esta experiencia, comentó Rosa Inés Floriano que tenemos que tejer el diálogo desde lo humano e insistió en una reflexión que se ha venido dando durante los últimos meses: “el diálogo no es un momento para pactar una cosa y desbaratar un paro; liberarnos de los taponamientos que nos incomodan; el diálogo es todo un proceso. Y Colombia va a necesitar un proceso de diálogo de muy largo aliento si queremos encontrar realmente caminos de transformación a los niveles tan estructurales que se requieren”.

Gracias por su tiempo