SNPS anima a la solidaridad con migrantes venezolanos y con la Iglesia de Arauca


SNPS anima a la solidaridad con migrantes venezolanos y con la Iglesia de Arauca


05/04/2021


La Iglesia colombiana como lo ha hecho siempre a través de la historia y lo seguirá haciendo, acompaña los procesos sociales y caritativos que benefician de manera particular  a las comunidades más vulnerables. Es el caso particular del momento, que se vive ahora en el municipio de Arauquita, por la continua llegada de migrantes venezolanos al departamento de Arauca.

Para hablar de este tema, el Departamento de Comunicaciones de la Conferencia Episcopal, sostuvo un diálogo con monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS), quien presenta un panorama de esta triste realidad; hace un llamado a las diferentes instancias de ayuda nacional e internacional; y recuerda la solidaridad que debemos tener como colombianos para con los hermanos migrantes venezolanos.

Fue declarada la calamidad pública en Arauca por la difícil situación humanitaria que se vive con la llegada de casi  5.000 desplazados por la violencia del estado de Apure en Venezuela. ¿Qué decir frente a esta problemática social?

MHFH: El flujo migratorio que ha pasado la frontera entre Venezuela y Colombia a raíz de una serie  de acontecimientos y choque que ha habido entre el Estado Apure, ha creado una verdadera crisis humanitaria tanto en Arauca como en Arauquita, allí tenemos personas que requieren protección internacional y personas que son colombianos que retornan después de haber vivido por años en Venezuela.

Para nosotros como Iglesia estas atenciones humanitarias claman por una atención integral por parte del Estado, claman también por una atención desde la comunidad internacional y también claman para que la sociedad entera nos sintamos hermanos y hermanas de aquellos que tienen que cruzar la frontera.

Recordemos los cuatro verbos con los cuales el Papa nos insiste, son ellos el de acoger, proteger, promover e integrar a las familias migrantes. Aquí estamos hablando de un número bien importante de familias que han estado cruzando la frontera durante el mes de marzo y que sienten urgente necesidad de que se les brinde mecanismo de integración desde la sociedad colombiana, se trata de una crisis humanitaria de grandes proporciones.

¿Qué llamado hacer al Estado para que se atienda con mayor celeridad a estas personas en condición de vulnerabilidad?

MHFH: Indudablemente la protección de personas provenientes de Venezuela es una obligación del Estado colombiano ante todo. Los estándares internacionales que regulan el tratamiento a personas solicitantes de asilo o refugio o a personas necesitadas de protección internacional, muestran claramente como los Estados asumen una responsabilidad de garantizar vida con dignidad para esas personas que están en unas condiciones de vulnerabilidad tan altas.

Colombia ha hecho un gran esfuerzo que ha sido altamente reconocido por el mundo, por el Papa Francisco, al decretar el Estatuto Temporal de Protección a Migrantes provenientes de Venezuela. Estamos en la tarea de apoyar ese esfuerzo del gobierno colombiano, pero al mismo tiempo sabemos que aún quedan unos nuevos retos de personas que están ingresando después de que ese estatuto fue lanzado y que esta población va a requerir una atención urgente.

Así que invitamos a las autoridades de todos los órdenes, particularmente del orden nacional, a salir al encuentro de estas personas tan necesitadas y sobre todo con un enfoque: Son hermanos y hermanas miembros de la misma familia humana, miembros de una misma gran nación a través de la historia, que hoy requieren protección y atención particular de parte del Estado colombiano.

Un llamado a la solidaridad con la Iglesia de Arauca

MHFH: Todo el país debemos solidarizarnos con la iglesia de Arauca. En la Diócesis de Arauca se están haciendo esfuerzos muy grandes desde todos los niveles, liderados por el obispo de esta zona, monseñor Jaime Abril González, esto con el fin de salir al encuentro de los hermanos migrantes, ojalá tengamos la generosidad de interesarnos y conocer lo que la Iglesia está haciendo en esta región con tantos esfuerzos, con limitaciones, pero también con una gran generosidad, con la convicción de que está de por medio la supervivencia de hermanos y hermanas que están en condiciones muy difíciles.

Al entender y comprender mejor la posición de la Iglesia de Arauca tengamos toda la disponibilidad, el deseo y el valor de contribuir con esa obra maravillosa que la Iglesia en esta zona del país viene adelantando desde hace varios años, no es nuevo ese ministerio de acogida a los migrantes, solo que hoy adquiere una faceta muy particular.

Desde el Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS) qué gestión de apoyo se está brindando a la población migrante

MHFH: Los Obispos de Colombia, a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS), han hecho hasta ahora un esfuerzo grande para brindar elementos urgentes de ayuda, como son kits de aseo y elementos para resolver las necesidades de seguridad alimentaria a la población proveniente de Venezuela; así también se han ofrecido elementos de bioseguridad y medicina para poder fortalecer ese trabajo que ya se viene haciendo en esa labor de unidad de toda la Iglesia colombiana en torno a la Diócesis de Arauca,

Hemos lanzando la campaña “Tiende la mano a quienes lo necesitan”, a través de ella buscamos animar a todas las personas de buen corazón a que se sumen para hacer más fuerte la respuesta de la Iglesia, así como un gran cuerpo, como una gran Iglesia podremos salir al encuentro de las necesidades de nuestros hermanos migrantes provenientes de Venezuela, Dios quiera que podamos contar con la solidaridad de todo el pueblo colombiano en esta gran labor.

Campaña: “Tiende la mano a quienes lo necesitan”

En atención a los migrantes venezolanos y colombianos, que huyen producto de los enfrentamientos armados en la frontera con Venezuela, el Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS), ha iniciado esta campaña que busca “Tender la mano a quienes lo necesitan“.

Necesitamos tu ayuda para “Tender la mano a quienes lo necesitan”. Que este tiempo de reflexión y oración nos motive a ser generosos para que estas familias desplazadas puedan recibir apoyo de alimentación, higiene, agua potable y alojamiento temporal”.

Únete a la campaña, a través de 4 acciones:


1. Dona directamente a la misma a través de la cuenta corriente del Banco de Bogotá No. 081-37334-2 a nombre del Secretariado Nacional de Pastoral Social – Cáritas Colombiana”, con Nit  860.039.273-3.

O por el botón electrónico que está en la página web,  en el siguiente enlace: https://caritascolombiana.org/donar/

2. Ora por las personas que están atravesando por esta situación y por todos los sacerdotes, religiosas y laicos que en todo el país están comprometidos con acompañar y servir a quienes lo necesitan.

3. Comparte la imagen de donación a todas las personas que conozcas, para que otros puedan ayudar.

4. Coloca las imágenes en tus redes sociales y/o estados de Whatsapp.

Fuente: Conferencia Episcopal de Colombia

Gracias por su tiempo