Mercados campesinos que promueven la soberanía alimentaria en el Caquetá

Mercados campesinos que promueven la soberanía alimentaria en el Caquetá

"Hay una gran variedad de sistemas alimentarios campesinos y de pequeña escala que sigue alimentando a la mayor parte de la población mundial, utilizando una baja proporción del territorio y del agua, y produciendo menos residuos, sea en pequeñas parcelas agrícolas, huertas, caza y recolección silvestre o pesca artesanal." 

Laudato Sí, Santo Padre Francisco. 

Mercados campesinos que promueven la soberanía alimentaria en el Caquetá

El pasado domingo 14 de julio se realizó en la vereda El Remanso el primer "Mercado campesino y feria gastronómica",  organizado por la comunidad y el equipo del proyecto Seguridad Alimentaria y Desarrollo Rural en 5 municipios del Caquetá (SADER), como una forma de estimular la producción y consumo local en la vereda,  a través de esquemas de circuitos cortos de comercialización para contribuir a la seguridad y soberanía alimentaria de los territorios.

La soberanía alimentaria promueve redes de comercio justo entre lo rural y  lo urbano, motivando mayor cercanía y trabajo entre productores y consumidores;  respetando los hábitos culturales alimenticios de las comunidades; desarrollando prácticas productivas que busquen la conservación del agua, la fertilidad del suelo;  e iniciativas que sean autogestionada por los campesinos.

Según la FAO, en Latinoamérica la Agricultura Familiar  provee entre 27% y 67% del total de la producción alimentaria a nivel país, generando entre el 57% y el 77% del empleo agrícola.

Los circuitos cortos de comercialización buscan acercar a productores y consumidores garantizando condiciones comerciales justas a los productores y acceso a alimentos sanos a los consumidores. Algunos de los tipos de circuitos cortos de comercialización que existen son: mercados domésticos, mercados gastronómicos y turísticos, mercados territoriales, venta directa en la finca, venta directa en ferias locales, venta en tiendas, reparto a domicilio, venta anticipada, venta por correspondencia (internet, otros), venta directa al sector público. 

El mercado campesino contó con la participación de de 70 personas, 32 familias vinculadas el proyecto SADER quienes participaron con alimentos frescos (plátano, yuca, caña, papaya, hortalizas y frutales amazónicos), transformados (lácteos, pasteles y café,) y platos tradicionales de la región. La receptividad de los productos fue muy positiva, con gran apoyo de la comunidad, donde se logró la venta de la totalidad de los alimentos ofrecidos. 

 

Gracias por su tiempo