Organizaciones basadas en la fe con trabajo en VIH-SIDA celebraron audiencia pública en el Congreso de Colombia

Organizaciones basadas en la fe con trabajo en VIH-SIDA celebraron audiencia pública en el Congreso de Colombia

Con el título “Por una seguridad social que ofrezca vida en abundancia”, la red de Organizaciones Basadas en la Fe (OBFs) de Colombia, se dio cita en el Congreso de la República, el pasado sábado 13 de julio,   para realizar  una audiencia con representantes del Ministerio de Salud y Protección Social acerca de los derechos de personas con VIH-SIDA.

En el país,  según datos del Ministerio de Salud, unas 27 personas por cada 100.000 habitantes son portadoras de VIH.  Ante ello, el sacerdote Enan Humanez Almario, Subdirector del Secretariado Nacional de Pastoral Social - Cáritas colombiana, expresó la necesidad de garantizar los derechos de las personas portadoras, especialmente el derecho a la salud y la necesidad de educación y prevención para evitar el contagio:  “no queremos que nuestros diagnósticos se queden en cifras, sino en personas, se trata de un derecho humano"

Por otra parte, el Padre también llamó la atención sobre la población migrante que es vulnerable al contagio y quienes, en muchas ocasiones, se les dificulta el acceso a servicios de salud y medicamentos: " se está hablando de 4.000.000 de venezolanos desplazados para mediados de 2019, de hecho el obispo de Cúcuta,  Monseñor Victor Ochoa, ha dicho que la recuperación económica de Venezuela tardaría unos 20 años y que Colombia tiene que prepararse porque la crisis va a aumentar considerablemente”, y agregó que Cáritas tiene una fuerte presencia en Vaupés y Puerto Carreño, donde la población migrante pendular venezolana es altísima: "algunas y algunos de ellos están en chongos (prostíbulos), donde hay una situación de alto riesgo, porque no hay controles sanitarios, y tienen difícil acceso a los retrovirales que son de alto costo".

Con relación a la importancia de la educación para la prevención de la enfermedad, el Padre Humanez señaló la importancia de formar para incluir a las personas portadoras y que puedan desarrollarse integralmente en la sociedad. Para ello hizo mención de la guía de trabajo que desde el SNPS se diseñó para el trabajo pastoral de la Iglesia frente al VIH y SIDA.

Por su parte, René Rey  sacerdote eudista, Presidente nacional de la Red de OBFs y quien atiende también población migante y refugiada,  preguntó durante su intervención: “¿Nuestro sistema de salud está en capacidad de atender a personas migrantes en tránsito o con vocación de permanencia? ¿Qué actitud asumen nuestras comunidades de fe y nuestras iglesias ante el modelo de seguridad social en salud?”, resaltando la pertinencia de “reflexionar desde la fe sobre este tema”, porque  “es muy recurrente en la cotidianidad, pero sobre todo la gente habla de las barreras con las que se encuentran y que le impiden un acceso digno al servicio de la salud”.

El sacerdote Rey  planteó que el país requiere de un sistema de salud con “una mirada integral con perspectiva social y espiritual en búsqueda del bien del ser humano”, por tanto “hoy nos convoca en este recinto donde se legisla sobre la realidad del sistema de seguridad social, especialmente en salud, desde mi punto de vista con una pretensión, brindar una luz ética que ilumine un camino a esta situación"

*Nota realizada con información publicada en el portal Vida Nueva Digital. https://www.vidanuevadigital.com

Gracias por su tiempo