La Panamazonía y la labor de la Iglesia Amazónica

La Panamazonía y la labor de la Iglesia Amazónica

La Panamazonía es una de las regiones más ricas y diversas, se pueden apreciar recursos hídricos, gran biodiversidad y recursos naturales, el territorio se caracteriza por su tradición y cultura, en la actualidad, se encuentra atravesando un difícil momento a causa de la emergencia sanitaria del covid-19, en medio de la angustia, la Iglesia amazónica acompaña y apoya los pueblos indígenas.

El Secretario Ejecutivo de la REPAM- Red Eclesial Panamazónica, Mauricio López, frente a la situación de emergencia, manifiesta que, “el riesgo más alto es que se dé una expansión del contagio comunitario y que, incluso, ingrese en los territorios de aquellos que tienen menos resistencia epidemiológica, sobre todo los de más reciente contacto y que, ante la falta de condiciones, haya un contagio indefendible e imparable”.

Según registros que hace la REPAM, actualmente hay más de 11.000 personas contagiadas y más 600 víctimas mortales, a esta situación, se suma la preocupación por la  economía, pues en el territorio se vive del día a día; otro riesgo, es la salud, debido a la carencia de insumos y el colapso de los sistemas; adicionalmente, existe un  alto riesgo de contagio, siendo que, se están intensificando las acciones extractivas, legales e ilegales, debido al aislamiento de las familias.

La Iglesia amazónica afirma su compromiso y misión, acompañando y brindando respuestas a quienes más lo necesitan, a través de asistencia humanitaria y de la búsqueda de alternativas y articulaciones que respondan a la emergencia y permitan preservar la vida. Los Obispos cercanos a la REPAM, han mantenido sus posiciones, solicitando protocolos y atenciones para la situación que se está viviendo.

“Esto permite mitigar el impacto para algunas familias porque muchas comunidades viven del día a día, del trabajo cotidiano, y se les han cerrado los mercados. Están haciendo una tarea heroica”, añade Mauricio López, para él, “no se ha parado de buscar caminos para responder también a través de instituciones especializadas, como el Consejo Indigenista Misionero en Brasil o el Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica, en Perú y las conferencias episcopales nacionales. También la REPAM realizando acciones de complemento porque nuestra función, como red, es subsidiaria”.

La Encíclica Laudato Sí, del Papa Francisco y la situación de emergencia que se está viviendo, se relacionan entre sí, teniendo en cuenta la invitación a la conversión integral y ecológica, relacionada con las formas de consumo, alimentación, buen vivir y salud integral.

Sobre la exhortación “Querida Amazonía”, fruto del Sínodo Amazónico, López afirma que: “Es una expresión esperanzadora del deseo del Papa de hacer una opción de Iglesia por este territorio. Además, es una carta de amor, un reconocer en sus sueños particulares la necesidad de que la sociedad y la Iglesia cambien y busquen otros modos de responder a esta realidad respetando su belleza, su diversidad, pero atendiendo sus gritos. El regalo es que respeta y acoge todo un programa que surgió de un proceso de escucha con al menos 87.000 personas cuya voz trascendió”, expresa, “El Papa reafirma el territorio amazónico como lugar teológico donde acontece la vida. Ahora viene la etapa más importante, de honrar las voces que nos han dado como semillas para que esto dé vida en abundancia”.

Información tomada de la Revista Ecclesia de la Conferencia Episcopal Española, Entrevista con el Secretario Ejecutivo de la REPAM, Mauricio López.

 

 

Gracias por su tiempo