Emergencia sanitaria a causa del Covid 19 – Población afectada 25

Población afectada

Los impactos de la pandemia por el Covid-19, la ola invernal y el paso del Huracán Iota por el país, y el aumento de violencias y violaciones a derechos humanos, dejan a múltiples poblaciones afectadas en los distintos territorios, lo cual llama a que se de una respuesta integral desde la Iglesia Católica en articulación con los equipos locales, las comunidades, los líderes, los actores eclesiales y el equipo nacional del SNPS-CC en relación con las distintas problemáticas identificadas.

En primera medida, los campesinos, comunidades étnicas y comunidades urbanas y rurales en distintos territorios han sido afectadas por la falta de respuesta estatal ante los impactos económicos de la pandemia del Covid-19, el aumento de contagios y recientemente la ola invernal. Las comunidades de Norte de Santander y del Archipiélago de San Andrés y Providencia requieren en este momento una respuesta humanitaria integral para atender a la emergencia. Por otra parte, la población carcelaria también se ha visto afectada por los contagios de Covid-19 y la falta de condiciones que garanticen protocolos de bioseguridad y prevención.

En relación con las distintas violencias y violaciones a derechos humanos, se ha identificado que los líderes, lideresas y personas defensoras siguen en permanente riesgo de ser asesinados en los territorios, así mismo los excombatientes no han visto las garantías para defender y salvaguardar su vida.

En cuanto a la población migrante refugiada, el cierre de las fronteras y la permanencia de la crisis social en Venezuela ha llevado a que aumente la población en tránsito en distintas situaciones de riesgo, que atraviesan los cruces irregulares en distintos puntos fronterizos sin medidas de bioseguridad, condiciones adecuadas de alojamiento, saneamiento y exponiéndose a otro tipo de dificultades debido a la ola invernal. Así mismo, la población con vocación de permanencia aun se ve impactada por los efectos de la pandemia y las medidas de aislamiento, un informe de la  ONG Un mundo sin Mordaza,  reportó que 55,9% de los migrantes venezolanos en Colombia han sido afectados por esta crisis, se registró que que 97.4% de la población migrante y refugiada no está trabajando y el 60,9% perdió sus fuentes de ingresos a causa de la pandemia, un 12,9% fueron suspendidos sin un pago de salario y también se identificó que un 93,4% de las familias venezolanas no cuentan con ahorros para subsistencia.

Gracias por su tiempo