Emergencia sanitaria a causa del Covid 19 – Somos Iglesia 25

Somos Iglesia

La Conferencia Episcopal de Colombia, a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social-Cáritas Colombia (SNPS-CC), como resultado del trabajo realizado durante los meses de aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno Nacional, con el fin de prevenir el aumento del contagio de la Covid-19, presenta el  informe “Cómo resucitar del Covid”, el cual presenta de manera detallada de la realidad social que vivió el país a causa de este asilamiento y las tareas realizadas por la Iglesia católica en el acompañamiento a la población afectada por la crisis sanitaria.

Frente a la emergencia de la ola invernal y el paso de huracanes, que ha afectado gran parte de la población del territorio nacional, los obispos mediante un comunicado, han expresado su fraterna cercanía con quienes están padeciendo por estos desastres naturales, a la vez que hicieron un llamado a la solidaridad de los colombianos para que se unan al clamor de tantos afectados. Desde el SNPS-CC se adelanta una campaña de recaudación de donaciones para apoyar las poblaciones más afectadas en el país a causa del paso del huracán IOTA y la ola invernal causada por el fenómeno de la Niña.

A nivel local, desde la línea de migración y refugio, el SNPS-CC en articulación con las distintas jurisdicciones eclesiásticas ha venido dando respuesta a la situación de la población migrante y refugiada en los territorios.

En Arauca, desde los Servicios Diocesanos de Atención al Migrante (SEDAMI) se presta atención en salud, alojamiento temporal, alimentación, apoyo psicológico y jurídico; allí se ha observado que en los talleres de sensibilización sobre prevención de la Covid-19, que la población beneficiaria tiene como meta principal encontrar estabilidad económica o condiciones dignas para vivir en Colombia, por lo cual contar con espacios que les presten servicios básicos es fundamental para su estabilización e integración.

En el departamento de Norte de Santander, desde los distintos proyectos de atención humanitaria se continúa respondiendo a la población en tránsito que atraviesa los municipios de Pamplona y Ocaña con la entrega de elementos de aseo y alimentación, además del acceso a atención básica en salud y apoyo psicosocial.

Así mismo, el Banco Diocesano de Alimentos de Cúcuta ha hecho presencia en las comunidades afectadas por las inundaciones y ha entregado apoyos alimentarios a las familias afectadas.

En la jurisdicción eclesiástica de Cali, la pastoral de migrantes continúa con su proceso de acompañamiento a la comunidad venezolana por medio de ayuda humanitaria, asistencia jurídica, psicosocial y espiritual. De igual forma se ha participado en jornadas institucionales en algunos  barrios de la  ciudad de Cali (barrios Floralita, Alfonso López, Siloé y Los Chorros).

También se han desarrollado talleres psicopedagógicos que han permitido tener conocimiento sobre las nuevas situaciones que están afectando a las familias con vocación de permanencia residenciadas en la ciudad de Cali, así como de las dinámicas de integración en las comunidades locales y las redes de apoyo que se han formado con líderes comunitarios. Durante la segunda semana de noviembre se realizaron 4 talleres psicopedagógicos en el barrio los barrios Santafe y Alto de los Chorros, zonas caracterizadas por altos índices de pobreza y en las que se ha asentado la población con vocación de permanencia.

A nivel nacional, también el SNPS-CC se encuentra dando respuesta integral desde la orientación sociojurídica, la activación de rutas de protección, las transferencias monetarias y la atención psicosocial. En este último aspecto, continuamos resaltando la importancia de desarrollar acciones que favorezcan el cuidado del cuidador, hacemos énfasis en el uso de técnicas para la regulación emocional tanto para quien atiende como para quienes son atendidos. Se sugiere el uso de -Vídeo de cuidado personal en español del Dr. Jarero- (https://youtu.be/nthOmHBxs4s) que precisa una técnica útil para la atención: El abrazo de la mariposa, la cual fue desarrollada por Lucina Artigas en el huracán Paulina para ayudar a las personas con trastorno de estrés postraumático tras la catástrofe.

Gracias por su tiempo