Diócesis de Sonsón – Rionegro, construyendo soldaridad.

Diócesis de Sonsón – Rionegro, construyendo solidaridad.

La Diócesis de Sonsón, Rionegro en el departamento de Antioquia, es un buen ejemplo de lo que significa el llamado del Santo Padre a ser una Iglesia en salida y solidaria. En este momento de crisis humanitaria, la diócesis trabaja intensamente para, de manera articulada con las autoridades locales y organizaciones de la sociedad civil, atender humanitariamente a miles de familias que están en situación de vulnerabilidad.

La Pastoral Social de la Diócesis  lidera varias líneas de acción en favor de los más necesitados, desde su vocación misionera y evangelizadora, a través de la asistencia alimentaria, pues cuenta con seis comedores comunitarios al servicio de la población vulnerable de Rionegro, sus alrededores y población migrante; también cuenta con un ropero para que la comunidad más necesitada pueda acceder a vestuario; servicio de duchas para los habitantes de calle y disponen de algunas Casas de Paso, para quienes  necesiten hospedaje.

En la actualidad, sus acciones, se han visto enfocadas en atender las necesidades que surgen producto de la emergencia sanitaria que afronta el país por cuenta del Covid-19, logrando ofrecer a las personas más vulnerables: alimentos a través del comedor comunitario para habitantes de calle y mercados para familias; vestuario y atención psicológica. De estas iniciativas, se benefician principalmente adultos mayores, hogares en los hay niños y niñas, embarazadas, población migrante y personas que se encuentran desempleadas.

Desde el pasado veinticuatro de marzo y hasta la fecha se han entregado aproximadamente mil mercados. Al respecto el presbítero Edgar Gómez, delegado de la Pastoral Social de la Diócesis de Sonsón, Rionegro, asegura: “Estamos empeñados en ayudar a aquellos que podamos con esta situación que estamos viviendo, a través de las “Casas Pan y Vida” y de las parroquias, les estamos haciendo llegar los alimentos, en la medida de lo posible, hasta los hogares”.

Además, la Pastoral Social, en conjunto con la Alcaldía Municipal, Secretarías Municipales y dependencias de Rionegro, vienen promoviendo la Campaña “Juntos y Solidarios”, con el objetivo de recolectar recursos que serán destinados para alimentación, medicamentos, asesoría de salud, psicología y orientación para el uso del tiempo libre. También, se están recogiendo alimentos no perecederos, alimento para animales y productos de aseo, entre otros.

El éxito de estas iniciativas, es fruto de una gran alianza con las administraciones municipales, las “Casas Pan y Vida”, la Sociedad de San Vicente de Paul, (Vicentinos) personas nobles, así como de algunos campesinos que han sido muy generosos, por ejemplo, en los municipios del Santuario y del Peñol,  han hecho recolectas de legumbres y verduras, con los que se han conformado mercados y se han llevado a las parroquias, quienes a su vez, se encargan de localizar a las familias que los necesitan y de entregar en lo posible, en los hogares.

Sobre la articulación de la gran Alianza, el Padre Edgar asegura, “Es una herramienta sumamente importante, necesaria e indispensable en estos días, porque si trabajamos aislados no vamos a ser tan eficaces, como si lo hacemos de manera articulada y coordinada”, además, afirma: “Hemos acompañado todo tipo de lugares, donde nos han necesitado hemos estado, hemos ido a veredas, conjuntos residenciales, donde también hay necesidad de alimento”. Estas acciones, se suman al trabajo que realiza la Pastoral Social, en todo el territorio nacional, para acompañar a quienes más lo requieren.

Desde la Diócesis, el Padre Edgar Gómez envía un mensaje de esperanza a toda la comunidad “aprendamos a depender únicamente de lo esencial que es Dios, nuestra familia y buscar en todo momento hacer comunidad y hacernos el bien, unos a otros”.

Gracias por su tiempo