Diócesis de Santa Marta: unión, compromiso y solidaridad ante crisis sanitaria

Diócesis de Santa Marta: unión, compromiso y solidaridad ante crisis sanitaria

 

Como parte de la iniciativa de la Iglesia Católica para dar respuesta a la crisis sanitaria que se vive a causa del virus Covid-19, el Secretariado Nacional de Pastoral Social / Cáritas Colombiana y las jurisdicciones eclesiásticas están brindando apoyo y acompañamiento a familias y comunidades que se ven fuertemente afectadas, principalmente, por el aislamiento que se debe tener para evitar el contagio.

En el caso de la Diócesis de Santa Marta, por medio del Secretariado Diocesano de Pastoral Social, se realizaron alianzas con empresas de diversos sectores, por ejemplo, con el sector bananero para así poderle dar a las comunidades más necesitadas un poco de estos alimentos muy comunes en la gastronomía de la Costa Caribe, además de la empresa privada Drumond y su Banco de Alimentos para distribuir mercados en varios municipios de los departamentos de Magdalena y Cesar.

Desde el programa Banco Diocesano de Alimentos también se viene entregando donación a las comunidades parroquiales y a organizaciones sociales en las partes más vulnerables de la ciudad, se han dado bonos alimenticios para redimir en supermercados regionales y se han hecho alianzas con la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia para la gestión de otras ayudas alimentarias

“En estas actividades participan todos los funcionarios de la Pastoral Social y en especial los asignados al Banco de Alimentos, también voluntarios de las organizaciones social locales, se cuenta con el apoyo de los Equipos Parroquiales de Pastoral Social y nos han brindado apoyo el voluntariado del Ejército Nacional de Colombia”, asegura el Padre Harold Tejada Córdoba, director de la Pastoral Social de la Diócesis.

Para llevar a cabo todas estas acciones y poder llegar a un mayor número de familias, se han unido feligreses y personas del común que, comprometidos con la solidaridad, han brindado una mano amiga a los más necesitados desde que empezó la situación de crisis en el país.

“Esta labor la estamos realizando desde la Iglesia, por eso es importante que nuestros párrocos focalicen cuáles son las familias que están pasando más necesidad y poder llegar a las familias que de verdad lo necesitan”, afirmó el padre Harold Tejada.

Gracias a todo esto se ha logrado brindar alimentos a familias de diversos barrios de la Diócesis de Santa Marta, tales como Garagoa, 11 de noviembre, Bonda, Gaira, Pescaíto, Mariaeugenia, Las Malvinas, Rosalía, Cerro de las tres Cruces, Avenida del Río, Bastidas, Taganga y Tayrona.

El padre Harold Tejada, director del Secretariado Diocesano de Pastoral Social, hace un llamado no solo a la población en general para que se solidarice con sus hermanos, sino también a los párrocos de esta jurisdicción eclesiástica.

“Yo sigo haciendo un llamado a nuestros párrocos de las diócesis de Santa Marta. Sabemos que estamos en un momento de crisis, pánico, necesidad y escases, pero aprovechando que en esta época de cuaresma estamos haciendo la campaña de Comunicación Cristiana de Bienes, que bueno sería que se activen nuestros equipos parroquiales de Pastoral Social para que gestionen en su zona ayudas de graneros, tiendas y familias que tengas más recursos para que donen alimentos o dinero y así poder vivir esa solidaridad entre los cristianos y habitantes de esa jurisdicción parroquial”

Desde la Diócesis de Santa Marta también se ha puesto a disposición de las parroquias o lugares que quieran hacer donaciones, la logística necesaria para recoger y distribuir los artículos donados en las comunidades o familias con mayor vulnerabilidad.

 

Gracias por su tiempo