Diócesis de Riohacha: acciones de misericordia para los más necesitados

Diócesis de Riohacha: acciones de misericordia para los más necesitados

Desde que inició la crisis sanitaria a causa de la Covid-19, la Pastoral Social de la Diócesis de Riohacha ha ejecutado acciones de misericordia, como la ayuda humanitaria a las personas a través de la donación de paquetes alimentarios y kits de higiene. Siendo conscientes de la recesión económica que está viviendo el país, el sector industrial, educativo y personas naturales se han unido donando en especie y en dinero a la campaña “Ayúdanos a Ayudar”, así, por medio de la Pastoral Social, las parroquias y organizaciones diocesanas, llegan las ayudas a los más necesitados.

En el marco de la campaña se han realizado convenios con empresas privadas, instituciones educativas y organizaciones no gubernamentales como la Fundación Cerrejón y la Universidad de La Guajira para apoyar, de la misma manera, a comunidades en zonas urbanas y rurales de los municipios de La Guajira, pertenecientes a esta Diócesis. No son ajenos a la situación de los refugiados y migrantes que ante la reciente crisis generada por el Covid-19 han perdido aún más, la oportunidad de generar ingresos para su sustento y permanencia en lugares seguros. Ante esto, se ha continuado brindado albergue y alimentación a los migrantes que se encuentran en los Hogares de Paso en Riohacha y Maicao.

Desde los proyectos en ejecución, se ha dado continuidad a los procesos de apoyo psicosocial y orientación jurídica de manera virtual, al igual que las ayudas económicas de dinero en efectivo multipropósito (cash). A su vez, se ha proporcionado el acceso a servicios de salud y agua, saneamiento e higiene (wash) a población migrante y comunidades de acogida en extrema vulnerabilidad, todo esto en busca de minimizar el impacto de la problemática social y dificultades económicas aumentadas a raíz de la pandemia.

Uno de los principales grupos poblacionales de interés para el SEPAS Riohacha son los adultos mayores, es por ello que mediante un acuerdo con HelpAge Internacional y financiado por START FUND, se brinda respuesta humanitaria a esta población en situación de vulnerabilidad por el Covid-19 en el departamento de La Guajira.

El principal objetivo de desarrollar estas acciones es evangelizar, proclamando el Evangelio de Jesucristo, por medio del servicio, el diálogo y el testimonio de comunidad, promoviendo la dignidad de la persona, renovando la comunidad, formando al pueblo de Dios y participando de la construcción de una sociedad justa y solidaria. Servir al pueblo de Dios, rescatando sus condiciones de dignidad humana.

Como iglesia nos acogimos a la declaratoria de un Estado de Emergencia económica, social y ecológica en todo el territorio nacional, iniciando estrategias de adaptación para mantener la continuidad de las operaciones y atender las nuevas necesidades de personas afectadas por el confinamiento obligatorio”, asegura el Padre Ascanio Vega.

Desde entonces los Centros de Atención al Refugiado y al Migrante en los municipios de Riohacha y Maicao fueron declarados en cuarentena, manteniendo albergados a 18 y 46 personas respectivamente. A través de la línea transversal de protección se generan acciones de acompañamiento a población vulnerable por medio de talleres en temas como: trata de personas, trabajo forzado, estrategias de afrontamiento y enrutamiento a servicios de atención a población Migrante. La labor de ayuda humanitaria y acompañamiento espiritual de esta Diócesis se realiza de manera directa y presencial, cumpliendo con los protocolos establecidos y acogiéndose a las normas de bioseguridad tanto para los beneficiarios como para los agentes pastorales encargados de la atención.

Las acciones de ayuda se han efectuado en Riohacha, la Comuna 4 y dentro de las instalaciones del Hogar de Paso. La necesidad evidenciada de tener albergar beneficiarios refugiados en condición irregular, pero con talentos que se pueden potenciar, generó en el personal que administra el centro, la idea de crear actividades que les permitieran perfeccionar esas habilidades y así, elaborar productos que se pudieran comercializar, teniendo la posibilidad de ganar un dinero para mejorar su calidad de vida. “La población de acogida, la cual en su mayoría consta de los estratos 1 y 2, vive del día a día. Hemos creado un mini centro de emprendimiento donde se capacitan estas personas en áreas de confección, manualidades y actividades agrícolas” cuenta el P. Ascanio.

En este sentido la Diócesis se ha articulado con organismos internacionales como: ACNUR, OIM, PMA, FUPAD, PNUD, PRM, USAID, (OFDA), CORDAID, MERCYCORP, Cáritas Internationalis, Cáritas Española, Cáritas Alemana, AGEH, Save the Children, organizaciones de la Sociedad Civil y, en algunas ocasiones, entes territoriales. El acompañamiento espiritual se ha ejecutado por medio de las eucaristías virtuales, enviando información (videos y fotos) de las actividades que se realizan para ser publicadas en las redes sociales del Secretariado de Pastoral Social Riohacha, esto con el fin de visibilizar las acciones que se realizan en favor de la población vulnerable que acompañamos y que a ellos les sea más fácil acceder a dichos servicios.

El llamado del P. Ascanio Vega es a no perder la esperanza y ser solidarios en medio de esta crisis: “El Señor no nos abandona en los momentos más oscuros, porque nos ama a todos. Esta contingencia de la pandemia es una oportunidad para manifestar y hacer brotar de nuestros corazones la generosidad, la solidaridad y la caridad para con aquellos que están necesitados de un techo, alimento y hogar. Mostremos a todos que unidos podemos hacer grandes cosas y que el amor de Cristo nos apremia”.

Gracias por su tiempo