Diócesis de Jericó: solidaridad parroquial en tiempos de crisis

Diócesis de Jericó: solidaridad parroquial en tiempos de crisis

En medio de la emergencia sanitaria que vive el país, las parroquias de la Diócesis de Jericó continúan su labor por atender a la población que más lo necesita, esto es: enfermos, desempleados, personas en situación de pobreza, etc. Por ejemplo, la parroquia San Bernardo – Farallón (Bolívar) realizó un censo para identificar a quienes estaban en condiciones de vulnerabilidad y hacerles entrega de mercados.

“Creo que en nuestro territorio han incidido positivamente dos factores: a) las administraciones municipales han estado muy pendientes del problema social, máxime que se trata de pequeños pueblos en los que casi todo el mundo se conoce. b) Las parroquias más pequeñas (de corregimientos con 3 o 4 mil habitantes) han tenido muchos menos problemas de aislamiento y de sobrevivencia porque la gente siguió saliendo a trabajar en sus parcelas, estaban en la recolecta del café (época de 'la traviesa'), el precio del café ha sido bueno y consistente, y, se podría decir, el hecho de estar cerradas las cantinas ha permitido que ahorraran un poco más. De hecho, los párrocos de corregimientos son los que menos se quejan de la situación”, afirma monseñor Noel Londoño, obispo de la Diócesis.

Además de los mercados, algunas parroquias como Nuestra Señora de las Mercedes (Concordia) han hecho entrega de medicamentos, pasajes y se conformó la mesa de trabajo Concordia Solidaria, la cual está conformada por el secretario de gobierno, el secretario de agricultura, La personera municipal, los dueños de los supermercados, el encargado del trabajo con personas en condición de discapacidad, el comandante de bomberos, el exalcalde del municipio, y un sacerdote.

En cuanto al acompañamiento espiritual, las parroquias están utilizando la tecnología y las redes sociales, por medio de WhatsApp, los párrocos dan voz de aliento y esperanza a las personas que lo solicitan.

En Betulia, la parroquia La Inmaculada Concepción realizó con ayuda de algunas instituciones una “mercatón”. Con lo recolectado se han seguido sosteniendo las 40 familias que semanalmente se asisten en la parroquia. También semanalmente se ayuda con el mercado del asilo. Además de las familias del grupo ya establecido, también se brinda apoyo a quienes tocan la puerta en busca de ayuda.

En Támesis, las parroquias han brindado asistencia y apoyo a las diferentes actividades de la administración local y la Policía Nacional, han repartido tapabocas, han dado asistencia espiritual y consejería por teléfono y, asimismo, celebrado la eucaristía con altoparlantes para que la comunidad pueda hacer parte.

En el caso de la parroquia San Pablo –San Pablo-, que se encuentra en territorio rural y donde sus habitantes viven de labores agrícolas, ha liderado a través de la Alcaldía de Támesis, un trueque entre el sector urbano y el rural. Ellos dan productos agrícolas y reciben alimentos no perecederos.

Los medios de comunicación también han jugado un papel muy importante en esta labor, La parroquia Basílica Menor La Inmaculada Concepción ha aprovechado muy significativamente medios como Antena 4 TV Comunitaria y las emisoras Radio Jardín y Suprema Estéreo, para realizar campañas de sensibilización y motivación hacia la práctica de la caridad cristiana mediante la solidaridad, las donaciones, el autocuidado, el cumplimiento de las normas de bioseguridad, la sana convivencia y principalmente la oración.

Cada una de las parroquias que pertenecen a la jurisdicción eclesiástica de la Diócesis de Jericó han buscado la forma de atender a lo más pobres y desprotegidos. Mercados, medicamentos, consejería, acompañamiento espiritual y pasajes, son algunas de las ayudas que han brindado con apoyo de otras instituciones.

Gracias por su tiempo