Arquidiócesis de Cali, un apoyo para los migrantes

Arquidiócesis de Cali, un apoyo para los migrantes

La población colombiana no es la única afectada por la crisis que se vive a causa del Covid-19, los migrantes venezolanos que vinieron en busca de nuevas oportunidades también han sido fuertemente perjudicados por la situación de emergencia.

Es por ello que la Arquidiócesis de Cali, por medio de la Pastoral del Migrante, les ha brindado apoyo en temas jurídicos, de alimentación y hospedaje. “Esta pastoral hace parte de la Vicaría del Desarrollo Humano Integral que vivimos nosotros aquí como área social de la Arquidiócesis. Llevamos unos 30 años sirviendo en estas situaciones de fenómeno de movilidad humana como es la migración”, asegura el padre Jorge Andrés Segura, sacerdote de la Arquidiócesis de Cali y director de la Pastoral.

COAMIR es el Centro de Orientación y Atención para el Migrante, Refugiado y Colombiano Retornado, donde se presta el servicio de asesoría legal, acompañamiento psicosocial, medios de vida y acompañamiento espiritual.

La Arquidiócesis también cuenta con el hogar de paso, que tiene una capacidad para 45 personas, sobre todo, para personas con necesidad especial de protección. Para llegar al hogar de paso, deben llegar primero a COAMIR, allí se hace una caracterización y según las necesidades que tengan se direccionan.

“En el hogar de paso hacemos un acompañamiento, puesto que la población está en la reconstrucción de su plan ético de vida y la idea es que tengan un acompañamiento piscosocial y espiritual para que en la medida en que reciban las ayudas por parte nuestra o de cooperantes, pues puedan tener esa cercanía”, afirma el padre Jorge Andrés segura.

Otra manera de ayudar a la población migrantes es con el comedor de ayuda humanitaria que da una ración de comida para unos 100 o 150 personas, y una atención en la terminal de transportes que es un punto de acogida.

Para Zaida Margarita Martínez, una migrante venezolana de 50 años, ha sido una bendición la ayuda que le ha brindado la Arquidiócesis. “Nosotros llegamos de Pasto y llegamos al terminal de Cali, no sabíamos qué hacer, y alguien nos dijo: la Casa Pastoral los pueden ayudar. Llegamos aquí y ha sido una bendición, nos han tratado muy bien, nos escuchan, nos dan comida y techo, que Dios bendiga esta casa".

Así mismo, la Diócesis de Palmira (Jurisdicción de la Arquidiócesis de Cali) por medio del Secretariado Diocesano de Pastoral Social, brinda apoyo a esta población con alimentación y el hogar de paso.

“El primer enfoque es el tema de atención humanitaria, atndemos a la población migrantes con vocación de tránsito y para ellos se ha dado un espacio que es el hogar de paso Papa Francisco. Actualmente esta es una población que está muy fluctuante, que también está retornando y que viene y va permanentemente”, asegura Luz Emilce Romero Álvarez, subdirectora de la Pastoral Social de Palmira.

También hacen un proceso de acompañamiento a la población con estado de permanencia, realizando diferentes actividades, una de ellas es el tema de alimentación, en el que se reparten almuerzos y algunos desayunos a migrantes.

 

Gracias por su tiempo