Diócesis de Istmina y SNPS comprometidos con el desarrollo y fortalecimiento de comunidades en el Chocó

Diócesis de Istmina y SNPS comprometidos con el desarrollo y fortalecimiento de comunidades en el Chocó

La región del Pacífico es una de las seis regiones naturales de Colombia. Comprende la totalidad del departamento del Chocó y las zonas costeras de los departamentos del Valle del Cauca, Cauca y Nariño. Cuenta con una inmensa riqueza ecológica, hidrográfica, minera y forestal en la cual se encuentran parques nacionales naturales.

Sin embargo, gran parte de esta región presenta fuertes problemáticas sociales como corrupción, necesidades básicas insatisfechas, desastres naturales (inundaciones), presencia de grupos armados ilegales, afectaciones importantes sobre el medio ambiente y, actualmente, afectados por la pandemia del Covid-19.

Esto ha causado debilidad en los procesos organizativos e inseguridad alimentaria, por tales motivos y entendiendo que el mejoramiento de aquellas falencias requiere de un proceso continuo de incidencia, presencia y apoyo permanente por parte de entidades públicas y/o privadas, la Diócesis de Istmina – Tadó, en cumplimiento de su misión evangelizadora desarrolla su labor centrada en el fomento del progreso, el desarrollo y la organización de las comunidades.

Desde el 1 de noviembre del 2019 se viene implementado la segunda fase del proyecto “Fortalecimiento organizativo y promoción de medios de vida en comunidades étnicas del río San Juan, Chocó - FOPMV”, el cual es apoyado por Cáritas Española, ejecutado por el Secretariado Nacional de Pastoral Social / Cáritas Colombiana y por la Pastoral Social de la Diócesis de Istmina-Tadó.

El objetivo de este proyecto es consolidar procesos organizativos y productivos en las comunidades, afianzando como estructuras sociales representativas en la defensa de los DD.HH. a entidades territoriales locales (consejos comunitarios y cabildos Indígenas) y promoviendo la ampliación de alternativas económicas que permitan asegurar la satisfacción de las necesidades vitales en las comunidades de los municipios Litoral del San Juan e Istmina.

El proyecto acompaña a las tres comunidades que fueron beneficiarias en el marco del proyecto pasado (FOPMV), las cuales son: La Comunidad Indígena de Cubis Bombas del Municipio de Istmina, Docordó y Taparal del municipio Litoral del San Juan, además se han incluido tres comunidades nuevas: Los Perea, Munguidó y Las Delicias.

Como fruto de las tareas adelantadas, se ha avanzado en el componente organizativo de las comunidades e iniciar el proceso de apoyo a las iniciativas productivas. También se han realizado talleres de formación, dentro de los cuales, se destacan los temas relacionados con el decreto 1745 de 1995 y la ley 70 de 1993 (sobre la conformación de consejos comunitarios y la reglamentación de títulos colectivos de comunidades negras en Colombia respectivamente) incidencia política y equidad entre hombres y mujeres, al igual que talleres de formación, relacionados con temas sobre cambio climático, Laudato Si’, higiene, seguridad y medio ambiente y cultivos propios de la región.

En cuanto al componente medios de vida, se han realizado visitas de seguimiento a las iniciativas productivas emprendidas en la etapa anterior del proyecto con las comunidades beneficiadas, a través de las cuales se ha hecho análisis de las situaciones particulares en cada comunidad y se han establecido algunas opciones para la continuación del proceso de apoyo a los medios de vida en esta etapa del proyecto.

Respecto a la crisis sanitaria que atraviesa el país a causa del Covid-19, que ha afectado a múltiples grupos poblacionales, el proyecto FOPMV apoyará a seis comunidades afectadas por la pandemia.

“Estamos enfrentando la pandemia del virus del Covid-19, por ello ante esta situación, es necesario que las familias cuenten con elementos de protección personal, como tapabocas y guantes, además de productos de aseo como jabones, desinfectantes, entre otros y cuenten con provisiones de productos alimentarios, ya que debido a las restricciones de movilidad sus ingresos precarios han disminuido y no cuentan con los medios suficientes para poder subsistir”, asegura Roger Carlos Hernández Escudero, especialista de Cenprodes, encargado de la ejecución del proyecto.

Para llevar a cabo la entrega de las ayudas, el equipo de la pastoral social del proyecto FOPMV FII, se encargará de la logística y distribución, con el apoyo de las alcaldías de Litoral del San Juan e Istmina, además del comité interinstitucional que lidera la Diócesis de Istmina-Tadó.

El proceso se articulará con los Consejos Comunitarios, ya que son actores relevantes en esta gestión, pues son la representación de las comunidades y garantes de la seguridad en los territorios, fungen como veedores de proyectos y programas que se ejecutan en sus respectivas jurisdicciones territoriales.

Gracias por su tiempo