Diócesis de Buga: rostro del amor, rostro de Cristo

Diócesis de Buga: rostro del amor, rostro de Cristo

Mostrar el rostro del amor, sobre todo, en tiempo de pandemia… esa es la principal misión de la Pastoral Social de la Diócesis de Buga. Esta jurisdicción eclesiástica también ha intensificado sus acciones a favor de los más necesitados, el objetivo es brindarle apoyo a las familias que se encuentran más desoladas en estos momentos.

“Las acciones que nosotros realizamos son especialmente de asistencia con las personas vulnerables, también tenemos un programa con el Hogar del Mendigo San Lorenzo Diácono, en donde atendemos a personas en situación de calle”, asegura el padre José Alberto Grajales Carvajal, vicario del Secretariado Diocesano de Pastoral Social de Buga.

En vista de las fuertes consecuencias que sigue dejando la emergencia sanitaria a causa del Covid-19, la Diócesis inició acciones de incidencia por medio de proyectos que se ejecutan en articulación tanto con la Alcaldía Municipal como la Gobernación del Valle del Cauca, para así trabajar aún más por mitigar los efectos de la pandemia.

La principal actividad en este tiempo ha sido la entrega de mercados, esto es gracias a las donaciones realizadas por los Bancos de Alimentos, empresas privadas y personas del común. Estas ayudas son organizadas por voluntarios de la Diócesis y entregadas por los párrocos de los 10 municipios que conforman la jurisdicción eclesiástica, ya que son ellos quienes mejor conocen las necesidades de su comunidad.

Para el padre José Alberto Grajales Carvajal, “la misión de la Pastoral es mostrar el rostro del amor de Dios, especialmente a los pobres y necesitados. La idea es mostrar cómo la Iglesia se ha preocupado por ayudar, cuidar y proteger a la gente vulnerable. Siempre estamos al servicio de la gente, no solo con ayudas materiales sino también con apoyo espiritual”.

Como el aislamiento físico ha hecho aún más necesario el acompañamiento psicológico y espiritual, la Diócesis ha decidido utilizar las redes sociales como un medio de comunicación para llegar, con la palabra de Dios, a sus feligreses y comunidad en General. La idea es transmitir un mensaje de aliento, paz, solidaridad y manifestar la importancia del bienestar de las comunidades para la Iglesia Católica.

“Estamos viviendo un tiempo muy difícil, una crisis impresionante no solo de salud por la pandemia que vivimos, sino también de valores. Esto ha descubierto otras problemáticas políticas, sociales y ambientales como la corrupción, el hambre y la pobreza. Sin embargo, también se ha manifestado la solidaridad, el ser humano ha despertado para ayudar al prójimo. Creo que, el saber que todos estamos en la misma barca, hace que creemos un sentimiento de esperanza, de saber que podemos llegar al puerto que nos espera y salir juntos adelante ayudándonos, dándonos las manos y siendo solidarios los unos con los otros”, es el mensaje que le envía a los colombianos el vicario de la Pastoral Social de la Diócesis de Buga.

Gracias por su tiempo