COMPARTIENDO EL VIAJE EN COLOMBIA


COMPARTIENDO EL VIAJE EN COLOMBIA


22/12/2021


Ilustración 1 Recolección de información para línea base del proyecto (Puerto Carreño – Vichada)

Conscientes de la difícil realidad que viven más de 1.842.390 migrantes venezolanos que se encuentran en el país, de los cuales aproximadamente 315.643 viven en condición de irregularidad, y entendiendo que, tanto la población en movilidad humana como las personas de las comunidades de acogida a las cuales llegan quienes migran, enfrentan múltiples riesgos para sus vidas y las de sus familias, el SNPS-CC con el apoyo de la Oficina para Poblaciones, Refugiados y Migración del Gobierno de los Estados Unidos (PRM),  dio inicio a partir del 30 de septiembre de 2021 al proyecto “Compartiendo el Viaje en Colombia”, el cual tiene como objetivo principal promover que migrantes venezolanos, solicitantes de asilo, refugiados y miembros de las comunidades de acogida vivan con dignidad.

Teniendo en cuenta las constantes barreras que enfrentan estas poblaciones para el acceso a salud (física y mental); las dificultades para acceder a medios suficientes para la adopción de buenas prácticas de higiene; la prioritaria necesidad que experimentan cientos de migrantes y colombianos de acceder a un refugio seguro y digno; así como el impacto desproporcionado que viven niñas, adolescentes y mujeres por distintas formas de Violencias Basadas en Género; este proyecto se ha planteado como meta lograr beneficiar a un total de 9.856 personas entre mujeres, hombres, niños y niñas migrantes y colombianos, a través de la entrega de apoyos humanitarios como: Kits de higiene, Kits para mujeres embarazadas y lactantes, kits para recién nacidos, kits de dignidad para mujeres, entrega de apoyo de transporte humanitario para acceso a salud y apoyo jurídico, acceso a refugio temporal por hasta cinco (5) días, apoyo para el pago de arrendamiento por hasta dos (2) meses, referenciaciones y seguimiento para acceso a salud, así como acompañamiento psicosocial y socio jurídico para el acceso a derechos. De forma transversal a los apoyos antes mencionados, y reconociendo la importancia de adoptar una perspectiva diferencial desde la estrategia de intervención del SNPS-CC, el proyecto cuenta con un sistema de gestión integral de casos que permitirá a los equipos locales identificar, recepcionar, gestionar y hacer seguimiento a todas y todos los beneficiarios que requieran un acompañamiento especial para la prevención y/o apoyo en casos de Violencias Basadas en Género, teniendo presente que son las mujeres embarazadas, niñas, adolescentes, adultas mayores y personas con capacidades diferenciales, quienes están más expuestas en situaciones de emergencia a condiciones de mayor vulnerabilidad.


Ilustración 2 Proceso de caracterización de la población a beneficiar

Este proyecto se está implementando en las comunidades de acogida de cuatro departamentos: Arauca (Arauca), Vichada (Puerto Carreño), Valle del Cauca (Palmira) y Nariño (Pasto), teniendo en cuenta que estos se encuentran sub atendidos en comparación con otras regiones del país en las que hay una alta presencia de ONG´s y organizaciones humanitarias, además de ser departamentos en los que hay una alta presencia de migrantes al tratarse de zonas fronterizas o de paso obligado para personas en tránsito, por lo que se requiere de asistencia humanitaria constante. Así mismo es importante resaltar que en estas regiones se cuenta con la presencia de la Pastoral Social a través de las jurisdicciones eclesiásticas de Palmira, Pasto, Puerto Carreño y Arauca, quienes además cuentan con amplia experiencia y capacidad instalada en temas como Agua y Saneamiento, Salud, Protección de Derechos, Acompañamiento Psicosocial, Intervenciones a través de transferencia monetaria (CBI) y refugio; lo que favorece una atención más oportuna a las comunidades focalizadas y permite una implementación más efectiva del proyecto.

Con este proyecto, el SNPS-CC y las jurisdicciones eclesiásticas que trabajan día a día en los territorios esperamos poder materializar la invitación que nos hace el Papa Francisco de acoger, proteger, promover e integrar a las personas migrantes y a quienes se ven constantemente afectados en su dignidad humana, viendo en ellos el rostro humano de quienes necesitan de la caricia fraterna de la iglesia católica.

Gracias por su tiempo