“Mi proceso de integración ha sido casi completo y exitoso”. Refugiada de Angola en Colombia

“Mi proceso de integración ha sido casi completo y exitoso”. Refugiada de Angola en Colombia

Bogotá, septiembre 11 de 2018. (SNPS). En el Foro reflexiones sobre las acciones de acogida a los migrantes pensadas hacia un camino de la integración, desarrollado durante la semana del migrante, se hizo un balance general sobre las acciones que buscan acoger, proteger, promover e integrar a los migrantes y refugiados, especialmente a la población venezolana en Colombia. En este aspecto Monseñor Héctor Fabio Henao, director de la Pastoral Social, manifestó “hemos visto todo el trabajo de muchas organizaciones que han dado oportunidades y han abierto nuevos espacios de fraternidad con nuestros hermanos de Venezuela,” también afirmó que la labor social de la Iglesia se ha mostrado “en muchas jurisdicciones eclesiales que han salido al camino para ayudar, poniéndose en esa senda de estos caminantes”.

Experiencia de integración exitosa

Este espacio de reflexión permitió compartir la experiencia de Pongele Matewa Diabanza, refugiada en Colombia procedente de Angola. Pongele lleva más de 18 años viviendo en Bogotá y se radicó desde muy niña con su hermana menor y su madre, luego de que su padre saliera de El Congo, su país de origen. En la actualidad es casada y tiene una hija; estudia Trabajo Social y su proyecto de grado es sobre la integración de los refugiados en Colombia. Explicó que su proceso de llegada fue muy difícil a pesar de que era muy niña “para mi mamá fue muy duro, no pudo aprender el idioma y tampoco acoplarse, al año de estar aquí murió”.

La angolana dijo “mi hermana y yo vivimos un proceso de aculturación, teníamos nuestro pequeño Congo en la casa,” sin embargo comentó que con su hermana y sus padres lograron construir su red apoyo lo cual ha generado que su experiencia sea exitosa. “Mi proceso de integración ha sido casi completo y exitoso. El proyecto de vida de mi hermana y el mío es en Colombia y no en otro pais”

En este sentido el padre Maurizio Pontin, Director de la Corporación Scalabrini profundizó sobre el significado de la integración y explicó que un individuo o grupo cultural se integra cuando acepta algunos valores de otra cultura y comparte los suyos.

Nuevos aprendizajes

Ana Milena Angel, Coordinadora de Emprendimiento del SENA, informó que esta institución ha generado un lineamiento específico para los venezolanos en todo el territorio colombiano y aplicable en los centros de formación de la misma. “El SENA brinda la oportunidad para que los venezolanos accedan a los procesos de formación complementaria orientada a la empleabilidad y también está fortaleciendo las capacidades para el proceso de formación titulada, a pensar de las restricciones de la Ley para el acceso”, manifestó la funcionaria. Concluyó diciendo que han iniciado un proceso de reconocimiento de competencias para hacer un oficio y que con este certificado un empresario colombiano lo puede emplear a un venezolano.

Por parte, Javier Olaya del programa de migración de la Cruz Roja Colombiana presentó dos pilotajes en atención población migrante en Cúcuta. El primero busca la integración comunitaria de migrantes a través de proyectos productivos. El otro busca promover un emprendimiento básico para personas en algún oficio de producción para su subsistencia o ayudar a su familia en Venezuela en Norte de Santander

Puentes de solidaridad en Colombia

Este encuentro es una iniciativa de diálogo alrededor del acontecer migratorio en el país que se desarrolla en el marco del Proyecto Puentes de Solidaridad- Plan Pastoral Integrado para la Asistencia de Migrantes Venezolanos en América del Sur en respuesta al llamado del Papa Francisco sobre la necesidad de avanzar hacia actitudes, prácticas y políticas que acojan, protejan, promuevan e integren a las personas forzadas a migrar en los diferentes países.

De esta manera, ocho Conferencias Episcopales en América del Sur han unido sus fuerzas para encontrar soluciones a la migración masiva de venezolanos que huyen de su país para salvar sus vidas y buscar refugio y vida digna en el extranjero.

En Colombia el proyecto está apoyando a migrantes vulnerables en asistencia y acompañamiento psicosocial y espiritual, también contempla acciones de incidencia a partir de la campaña “Compartiendo el Viaje” y el fortalecimiento de redes eclesiales para la respuesta solidaria con la red Clamor Colombia y la red Tamar (red de vida religiosa que trabaja prevención y lucha contra la trata de seres humano). También se desarrollan acciones de encuentro para la reflexión y acción de la crisis humanitaria de los migrantes vulnerables procedentes de Venezuela.

La Red CLAMOR Colombia está conformada por la Arquidiócesis de Bogotá, las Religiosas Adoratrices, el Servicio Jesuita a Refugiados Colombia, el Servicio Jesuita a Refugiados Latinoamérica y el Caribe, el CELAM, las hermanas Escalabrinianas, Juanistas y Vicentinas, la Fundación de Atención al Migrante, la Corporación Scalabrini, la Pastoral de los Trabajadores y el Secretariado Nacional de Pastoral Social.

Gracias por su tiempo