Equipo humanitario de la Iglesia se desplaza con ayudas a comunidades del Chocó

Equipo humanitario de la Iglesia se desplaza con ayudas a comunidades del Chocó

Bogotá, agosto 22 de 2018. En respuesta a la situación de confinamiento y riesgo de desplazamiento que están padeciendo las comunidades ubicadas en el municipio de Carmen del Darién, Departamento del Chocó, se trasladó una comisión de ayuda humanitaria, que la conforman la Pastoral Social Nacional y miembros de la diócesis de Apartadó.

Estas comunidades están compuestas principalmente por población indígena y algunas familias afro (Mamey Dipurdu, Zokerre, Embera Limón, Unión Chogorodó, La Madre y Chicao).  Las mismas recibirán alimentos, agua, elementos de aseo y atención psico-social.

Igualmente, en los próximos días se movilizará una nueva comisión a las comunidades ubicadas en la cuenca del Rio Truando en el municipio de Riosucio, donde brindarán ayuda humanitaria y acompañamiento a las familias que están sufriendo el flagelo del desplazamiento por causa de los enfrentamientos entre grupos armados.

Esta acción se da gracias al apoyo solidario de la Cancillería Alemana y la Oficina de ayuda Humanitaria de la Comisión Europea.

Por su parte, Amnistía Internacional señaló que hay desabastecimiento de alimento y falta de acceso a servicios básicos y que estos enfrentamientos ponen a los pueblos afectados en un estado de vulnerabilidad y desprotección.

La Iglesia Católica hace un llamado para que se respete la vida y los derechos humanos de las comunidades, cese el fuego y las hostilidades contra la población civil.

Respuesta humanitaria en el Chocó

#AcciónHumanitaria: En respuesta a la situación de confinamiento y riesgo de desplazamiento que están padeciendo las comunidades ubicadas en el municipio de Carmen del Darién, Departamento del #Chocó, se trasladó una comisión de ayuda humanitaria, que la conforman la Pastoral Social Nacional y miembros de la diócesis de Apartadó.

Posted by Pastoral Social - Cáritas Colombiana on Thursday, August 23, 2018

Gracias por su tiempo