La Diócesis de Riohacha necesita manos solidarias

La Diócesis de Riohacha necesita manos solidarias

15/12/2020 La reciente ola invernal ha dejado varios departamentos del país en grave situación de calamidad pública, especialmente los que se encuentran ubicados en la región caribe y pacífica, donde torrenciales lluvias y el coletazo del huracán Iota generaron graves afectaciones.

Según lo informó recientemente la Dirección Nacional para la Gestión del Riesgo y Desastres, solo en el departamento de la Guajira se registraron más de 37.000 personas afectadas, una cifra preocupante.

 “En estos momentos, 8 municipios del departamento se han visto altamente afectados por la ola invernal y 4 de ellos han tenido declaración de calamidad pública. Estos municipios son: Uribia, Manaure, Maicao, Villanueva”, mencionó Ascanio Vega Armenta, director del Secretariado de Pastoral Social de la Diócesis de Riohacha.

La Pastoral Social de esta jurisdicción eclesiástica ha dedicado sus esfuerzos a trabajar con la población indígena en la Sierra Nevada de Santa Marta, la población Wayuu en la Alta Guajira y población vulnerable en los sectores más deprimidos de los municipios, dentro de las cuales se encuentran víctimas del conflicto armado y migrantes.

Frente a la situación actual por la que está atravesando la comunidad perteneciente a la diócesis de Riohacha, la Pastoral Social ha hecho presencia en cada uno de los territorios afectados, brindando ayuda especialmente en asistencia alimentaria, pues la escasez de este tipo de suministro es una de las necesidades que requiere mayor atención.

Para responder de manera inmediata a esta necesidad, monseñor Francisco Ceballos, con el apoyo del equipo de especialistas de la Pastoral Social, ha adelantado la campaña “Inundémonos de Amor”, donde a través del Banco de Alimentos Diocesano ha logrado entregar raciones de alimentos hervidos y paquetes alimentarios para tratar de solventar esta situación.

“Obviamente ante toda la necesidad que existe las ayudas no son suficientes, no tenemos una cobertura en todo el departamento. Están definidas con afectación más de 8 mil familias y más de 37 mil personas en estos momentos. Entonces brindamos ayuda en la medida de nuestras posibilidades con colectas desde las parroquias, con apoyos de algunas personas particulares y organizaciones, hacemos entrega también de kits de higien, tanto en el municipio de Uribia como en Maicao, Riohacha y Manaure”, aseguró Ascanio Vega Armenta, director del Secretariado de Pastoral Social de la Diócesis de Riohacha.

Según la Pastoral Social de la Diócesis de Riohacha, las comunidades afectadas requieren apoyo en alimentos, frazadas, colchonetas, kit nocturnos y especialmente toldillos, ya que en las noches se levantan diferentes tipos de mosquitos y plagas de insectos que afectan principalmente a la población infantil y de la tercera edad.

Aunque se logró adaptar una terminal de trasportes como albergue temporal, donde actualmente se están atendiendo a 1.200 personas, las ayudas que han llegado no son suficientes para solventar la situación, aún se requieren de esfuerzos para que estas personas puedan empezar a levantarse de esta situación.

Una invitación a la solidaridad.

La Diócesis de Riohacha invita a todos los colombianos y colombianas de buen corazón para que tiendan la mano a quienes más lo necesitan, y de esta manera se conviertan en constructores esta obra solidaria.

Las ayudas se pueden realizar mediante la donación de alimentos, de prendas de vestir usadas en buenas condiciones, de elementos de higiene.

El llamado es a que, con fe, con devoción y con todo ese sentimiento de solidaridad que debe inundarnos en estos momentos, tendamos la mano a esas personas que tanto lo necesitan en nuestro país, manifiesta la dirección de la Pastoral Social de la diócesis de Riohacha.

Gracias por su tiempo