En diálogo sobre el cuidado de la Casa Común

 En diálogo sobre el cuidado de la Casa Común

En el marco de la semana Laudato Si´ se llevó a cabo, el pasado 22 de mayo, el conversatorio virtual “Laudato Si: Desafíos para la iglesia colombiana”,  liderado por el Secretariado Nacional de Pastoral Social / Cáritas Colombiana, con el objetivo de conversar entre diferentes actores tanto de la Iglesia Católica como de la sociedad civil, frente a la importancia de la Encíclica en el trabajo que desarrolla la Iglesia, también frente a las preocupaciones locales y regionales en temas medio ambientales y las soluciones  acciones que van surgiendo para enfrentar estos retos.

La apertura del espacio la realizó Monseñor Héctor Fabio Henao, director del SNPS/CC, sobre la celebración de los cinco años de la Encíclica del Papa Francisco, “es un texto que nos habla de cómo Dios creador no abandona, nunca dio marcha atrás en el proyecto de la creación, no se arrepiente de haberlo creado. Es un texto hermoso, en el que habla desde el cuidado, de lo que es débil, de la ecología integral con alegría, es muy importante”.

“La Encícilica Laudato Si’, que cumple cinco años, ha sido muy importante para potenciar y organizar el trabajo que históricamente hace la Iglesia en la defensa de la Casa Común y el trabajo articulado que tenemos que desarrollar con el Estado, las organizaciones de la sociedad civil y en diálogo interreligioso, que nos permita avanzar en la agenda pública y en acciones concretas que transformen la realidad”, asegura Yomaida Cardona, especialista nacional del Proyecto REPAM.

Como mensaje principal y aporte de la Encíclicla para el cuidado de la creación, el Padre Enán Humánez, subdirector del SNPS/CC, manifestó la necesidad de cuatro relaciones fundamentales: la relación con Dios, con cada uno, con el prójimo y la creación; adicionalmente, conversó sobre la importancia de estar al servicio de la humanidad y del deterioro de la casa común, que se puede compilar en 3 pilares de esta crisis: 1. Economía basada en la emancipación de la ganancia. 2.  La cultura del despilfarro y sobre consumo 3. El deterioro de la naturaleza. El Padre invita a ver el cuidado de la cada común de una manera más esperanzadora, desde la conversión en la educación y espiritualidad ecológica.

En el desarrollo de la conferencia, desde la Vicaría del Sur en la Arquidiócesis de Florencia, intervino Yolima Salazar, quien hace parte del Comité Asesor de la Red Eclesial Panamazónica de Colombia y frente a los retos para las comunidades y la Iglesia, en relación con el extractivismo de minerales e hidrocarburos, expresó la importancia de: 1. La conversión ecológica con acciones concretas. 2. El acompañamiento en las luchas de los derechos humanos y los de la naturaleza. 3. La búsqueda de formas novedosas de evangelización y espiritualidad ecológica. 4. La formación integral y Espiritualidad ecológica, valorando el saber popular y ancestral. 5. organización, articulación e incidencia.

Por parte del SNPS/CC, de la comunidad de aprendizaje Tierra y Territorio, Bibiana Rodríguez, comunicó algunas conclusiones de su comunidad frente a la relación con la encíclica: “estamos llamados a una verdadera conversión ecológica, como una propuesta de existencia humana, comunitaria, con visión trascendente, que nos invita a cuidar y mejorar la tierra en que vivimos”, abordó los retos con respecto a la espiritualidad ecológica, ecología integral, frente a apostar por otro estilo de vida y una nueva política y economía del cuidado de la casa común.

También intervino Blanca Lucia Echeverry, quien explicó la Iniciativa Interreligiosa para la Protección de los Bosques tropicales IRI en Colombia y sus aportes basados en la interreligiosidad, espiritualidad, formación para la incidencia en las políticas públicas, la teología de la creación; sus acciones se remiten a talleres, incidencia, propuestas en el Plan de Desarrollo, entre otras.

Monseñor Fabio Suescún y Monseñor Joaquín Pinzón, intervinieron a través de contenido audiovisual, frente a la relación de la encíclica Laudato Si’ y el cuidado de la Casa Común.

En el conversatorio, se permitió la intervención de algunos participantes como Monseñor Francisco Javier, Obispo de San Vicente Caguán, expresó: “conectemos esta celebración quinquenal de la Laudato y hagamos posibles los sueños que el Papa Francisco nos ha planteado en la querida Amazonía y el aporte del Sínodo, tenemos inspiración suficiente para hacer más pedagogía y seguir trabajando en procesos integrando la visión de fe, la formación y actividades productivas, para que haya una perspectiva ética, que nos libere de toda inequidad e iniquidad”.

Monseñor Omar Mejía resaltó la historia de Laudato Si´ e invitó a “custodiar la biodiversidad, la sacralidad de la vida, no tiene sentido hablar de la hablar de la Amazonía, sin destacar la vida de los que habitan en ella, la vida del bioma amazónico, que nos da vida. Para mí es celebrar la cultura del diálogo de la casa común y que siga dando frutos”.

Asimismo, Monseñor Héctor Fabio Henao manifestó su agradecimiento por la participación en el evento, dejando la reflexión: “¿Dónde está el centro, en la economía, en el mercado, en el estado o en el individuo? hay que poner eso en dialogo, con un elemento que es la ecología integral y el cuidado de la Casa Común”.

El mensaje final lo envío el arzobíspo presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, Monseñor Óscar Urbina, a través de un video invitando a poner en manos de Dios todo el esfuerzo de la Iglesia Católica, de las comunidades de fe y de la sociedad para cuidar la casa común.

Gracias por su tiempo