Diócesis de Istmina-Tadó: construyendo alianzas para la vida y la dignidad

Diócesis de Istmina-Tadó: construyendo alianzas para la vida y la dignidad

La Diócesis de Itsmina-Tadó enfrenta de manera permanente retos de atención social y, por ello, desarrollan distintos programas de promoción humana en la primera infancia, en educación y salud, donde trabajan con alianzas institucionales con el ICBF, la Gobernación del Chocó, la Secretaría de Educación, el Secretariado Nacional de Pastoral Social /Cáritas Colombiana de la Conferencia Episcopal de Colombia y algunas instituciones nacionales e internacionales de solidaridad.

Para hacer frente a la crisis sanitaria presentada a raíz del Covid-19, se conformó un equipo que reúne todas las fuerzas vivas de la comunidad de Istmina entre las cuales se encuentran: el  Alcalde Municipal, Presidentes de las Acciones Comunales, el Presidente del Consejo Comunitario para los Afros, los Cabildos y los Indígenas, el Presidente de la Cámara de Comercio,  representantes de los comerciantes, la Policía Nacional, los medios de comunicación locales y la Diócesis, en cabeza del Señor Obispo. Con este equipo formularon las acciones que se vienen realizando para enfrentar esta situación, principalmente la entrega de mercados a los más necesitados y la búsqueda de una atención inmediata en el tema de salud.

Para llegar a ello, en primera instancia, se identificó la urgente necesidad de unir las diferentes fuerzas de la comunidad para enfrentar la situación y seguir adelante en conjunto con los proyectos en pro de la población: “se trata de todos tener la información general y que cada uno, desde su medio, realice las acciones tendientes a la consecución de los objetivos. Estar sintonizados y empujar en la misma dirección”, afirma Monseñor Mario de Jesús Álvarez Gómez, Obispo de la Diócesis.

La preparación inició unos días antes de empezar la cuarentena y allí se designó un equipo central que coordina todo el trabajo social. Istmina es la segunda ciudad del Chocó y la capital de toda la Región del San Juan, por ello la Diócesis se está concentrando primeramente en cubrir las necesidades locales, pero proyectando su cobertura hacia toda la Región del San Juan.

En medio de la coyuntura, las alianzas no paran, todo en interés de ayudar cada vez a más gente. La más reciente se dio con una ONG alemana, “Casa hogar Alemania” quienes suplen necesidades alimentarias y de salud. Un equipo de médicos y paramédicos de desplazó hasta Istimina, desde Cali, bajo la dirección del Dr. Laureano Quintero, director de la Clínica Imbanaco y dejaron organizado al personal: una Doctora coordinando y 4 paramédicos. Así mismo el Alcalde Municipal se encargó de conseguir un personal médico extra: 4 médicos, 2 enfermeras y 10 auxiliares de enfermería, y fue así como fue posible el acondicionamiento de una clínica particular, que no estaba en uso, para el aislamiento de los pacientes.

Es importante resaltar que todo el personal médico está viviendo en la Casa Episcopal, con un acompañamiento de parte de la Diócesis. Ha sido un esfuerzo grande y que hasta ahora podría atender casos de primer nivel, pero se ha creado todo un plan en caso de tener que remitir algún paciente a Quibdó o, en última instancia, a Cali por vía aérea.  Todo este personal médico brinda un servicio humanitario y que tanto Casa Hogar Alemania y la Alcaldía Municipal está ayudando económicamente al sostenimiento de este proyecto.

El acompañamiento espiritual ha implicado también un reto, pero uno que han estado dispuestos a sumir. En la mayoría de las 63 parroquias de la Diócesis, los párrocos manejan las redes sociales y transmiten sus intervenciones a los fieles a través de este medio, a su vez en los centros más poblados donde existe televisión local, se hace uso de este medio de comunicación. Y en los casos de enfermos graves los sacerdotes se desplazan, con los debidos cuidados, al lugar de residencia para así, acompañar y guiar en medio del dolor.

Gracias por su tiempo