Diócesis de Girardot: evangelización y servicio social

Diócesis de Girardot: evangelización y servicio social

La Diócesis de Girardot se une a las acciones que en todo el país se desarrollan a favor de aquellas poblaciones o familias que se encuentran en estado de vulnerabilidad dentro de la emergencia sanitaria.

“A través de los Equipos parroquiales de Pastoral Social se acompañan a personas campesinas, enfermos, personas con discapacidad y de tercera edad. En la mayoría de las parroquias se hace entrega de un mercado mensual por familia y, a aquellas que son campesinas se les brinda préstamos del fondo Rotario sin interés, para afrontar la pandemia del COVID 19. De igual manera a unas madres de familia”, expresó el padre David Montoya, director del Secretariado Diocesano de Pastoral Social de Girardot.

El objetivo de estas actividades siempre ha sido brindar acompañamiento y bienestar por medio de la evangelización y el servicio, sin embargo, en estos momentos toma mayor fuerza esta acción, dado el momento de crisis por el que atraviesa Colombia.

Girardot, Ricaurte, Arbeláez, Quipile, Anolaima, Viani, La Victoria, San Bernardo, Fusagasugá y el gran sector del Tequendama, son los lugares a los que ha llegado la Pastoral Social de la Diócesis de Girardot para brindar acompañamiento y asistencia humanitaria con el apoyo de las comunidades parroquiales.

“Hemos brindado acompañamiento espiritual a través de redes sociales como Facebook, las nueve emisoras comunitarias que están bajo la responsabilidad de la Diócesis, canales de YouTube y algunos canales locales de Girardot y Fusagasugá”, asegura el Padre David Montoya.

La esperanza y la solidaridad debe ser parte de cada una de las personas, sobre todo, en épocas de crisis, es por eso que el padre Montoya director de la Pastoral Social de la Diócesis envía un mensaje a toda la población: “¡Que Cristo resucitado sea nuestra experiencia de fe para avanzar por este camino de oscuridad y, a ejemplo de las santas mujeres, lo acompañemos también a Él cuidando de nuestros hermanos necesitados!”.

Gracias por su tiempo