Cambio climático y construcción de paz son algunos puntos estratégicos de Cáritas Alemana para Colombia

Cambio climático y construcción de paz  son algunos puntos estratégicos de Cáritas Alemana para Colombia

 

Durante el 17 y 18 de octubre el Secretariado Nacional de Pastoral Social / Cáritas Colombiana (SNPS/CC) realizó un encuentro estratégico cuyo objetivo es fortalecer y renovar la estrategia de Cáritas Alemana para Colombia para el 2020-2022, trabajando conjuntamente para afianzar, consolidar y profundizar impactos duraderos en las comunidades.

“El proyecto ‘Fortalecimiento institucional en el marco de la gestión de calidad’ es el escenario perfecto para este encuentro estratégico. Ya se realizó uno hace cuatro años y la idea es sacar las líneas bases sobre lo que vamos a trabajar en el próximo trienio”, aseguró Maira Vanesa Mendoza Garzón, especialista junior del proyecto en el SNPS/CC.

En el encuentro anterior se definieron las líneas con los que Cáritas Alemana ha trabajado en los últimos años, es por ello que la idea de este actual encuentro es analizar la coyuntura por la que atraviesa el país en temas de conflicto armado, ayuda humanitaria, cambio climático y demás, para así definir en qué se trabajará o que se mejorará en este próximo trienio.

Actualmente Cáritas Alemana tiene cuatro puntos claves como estrategia de intervención en América Latina y Europa, estos están vinculados a temas de emergencia, desarrollo social y ecológico, incidencia política y fortalecimiento institucional.

Claudio Moser, director del departamento América Latina y Europa en Cáritas Alemana, afirma que “nosotros apoyamos a nuestras co-partes, es decir, a nuestros socios en sus labores. Estos encuentros estratégicos son para dialogar sobre proyectos, desarrollo de nuevas perspectivas, hablamos sobre los puntos centrales en la estrategia y vemos si es compatible con lo que quieren, necesitan y piensan nuestros co-pates”.

El apoyo que menciona Claudio Moser, se da básicamente de dos formas: uno financiero y uno relacionado con asesorías en proyectos concretos y en términos de administración.

En cuanto a Colombia, se manejan también cuatro líneas de intervención: apoyo en la implementación del acuerdo de paz firmado en la Habana entre el Estado colombiano y el grupo guerrillero Farc-EP, medio ambiente y cambio climático, fortalecimiento institucional del Secretariado Nacional de Pastoral Social / Cáritas Colombiana y ayuda humanitaria frente al conflicto o desastres naturales.

“Esos temas llegaron a ser priorizados porque Colombia tiene un conflicto armado histórico de más de cuarenta años, es el peor, el más largo y el más fuerte en todo América Latina, con millones del víctimas.. y al día de hoy no se ha resuelto. Segundo, el tema de paz es importante porque los conflictos van a  continuar si no existen estrategias y esfuerzos desde la propia sociedad civil y del Estado para superarlos y llegar a una paz por la que apuestan todas las Cáritas de Europa”, comentó Federico Kircher, asesor de proyectos en Colombia de Caritas Alemana.

Es por ello que el papel de Cáritas Alemana no es solo aportar fondos, sino también brindar asesorías para implementar proyectos que generen procesos y cambios en las condiciones de vida en las regiones más afectadas por el conflicto, tales como el Catatumbo en Norte de Santander, Apartadó en Urabá, Pasto y Tumaco en Nariño, etc. Asimismo, trabajan por tener incidencia frente al Gobierno Alemán para que siga apoyando el proceso de paz  y que se cumpla con lo pactado.

Respecto a medio ambiente y adaptación al cambio climático, se eligió esta línea de intervención teniendo en cuenta que el modelo de desarrollo actual no solamente trae desarrollo sino que también afectaciones  a la naturaleza. Colombia es un país prioritario para Cáritas en gran parte por la Amazonía, una de las principales razones por las que se decidió hablar de este tema. Según el asesor de proyectos de Cáritas Alemana “escogimos esta zona porque es una región donde se puede explicar y visibilizar el problema, porque allí es de los lugares donde más se deforesta y se reemplaza el bosque húmedo selvático que absorbe Co2 y produce oxígeno, por una ganadería extensiva que consume oxígeno y emite co2, además, con ello se quitan condiciones de vida y recursos a la población de la región, a las comunidades y pueblos indígenas”.

 

Trabajar en ello ha logrado que comunidades de las diocesis de Florencia, Puerto Leguízamo-Solano y próximamente Mocoa, lleven un proceso de transformación de sus medios de producción. Que poblaciones acostumbradas a la ganadería extensiva la reemplacen por una sostenible y  encuentren fuentes de ingresos en los cultivos agroecológicos.

Asimismo, otro logro es que las comunidades han aprendido a incidir en la política de su municipio por medio de los planes de desarrollo, así aseguran las fuentes de agua y logran obtener una buena infraestructura para la comunidad, e incluso, para iniciar con la comercialización de productos diferentes  a la leche y la carne, ejemplo: frutos amazónicos, árboles maderables o de productos básicos como yuca o plátano.

Gracias por su tiempo