Arzobispo de Bogotá resalta el papel de la Iglesia como constructora de paz

Arzobispo de Bogotá resalta el papel de la Iglesia como constructora de paz

08/09/20 Cada domingo desde la Capilla del Sagrario de la Catedral de Bogotá, se lleva a cabo la celebración de la Santa Eucaristía presidida por monseñor Luis José Rueda Aparicio, que es transmitida por el canal televisivo RCN.

Durante la misa dominical del 06 de septiembre, que tuvo un mensaje de empatía, unión y esperanza basado en la lectura del santo Evangelio según San Mateo (18,15-20), monseñor Rueda resaltó la labor que hace el Secretariado Nacional de Pastoral Social / Cáritas Colombiana para incidir en la construcción de la verdad, la reconciliación y la justicia de la sociedad por medio de la evangelización y promoción del desarrollo humano.

“Hoy quiero dar un saludo a todos los servidores de la Pastoral Social en las distintas jurisdicciones del país. Son misioneros de la reconciliación, están allí, en las regiones, mostrando cómo se pueden solucionar los conflictos por la vía del diálogo, por la vía del encuentro, por la vía del perdón y hemos sido testigos en Colombia de hombres y mujeres que han pedido perdón y han recibido el perdón de parte de las víctimas”, expresó monseñor Luis José Rueda Aparicio.

Asimismo, se dirigió a los feligreses y, en general, a todos los colombianos, enfatizando que el ser humano no se puede acostumbrar a la intolerancia y al rechazo de las ideas del otro y que esto solo se puede cambiar si son hermanos y están unidos en la fraternidad. Ese mismo amor fraternal que evita que en la sociedad se tome justicia por mano propia.

Antes de hacer la lectura del santo Evangelio, el cual calificó como muy oportuno para este momento que se vive actualmente, monseñor expresó que, iniciando la Semana por la Paz en nuestro país, tiene la esperanza de que los colombianos puedan encontrar el camino de la reconciliación, del respeto por la vida, de la justicia y de la verdad.

Monseñor recordó el encuentro en Villavicencio, presidido por el Papa Francisco durante su visita en 2017, en el que víctimas y victimarios dieron juntos el paso hacia la paz y la reconciliación. Si bien es cierto que la fraternidad y la reconciliación son caminos difíciles, Colombia ha demostrado que por medio del dialogo se puede dar el paso para el perdón y, de este modo, guardar las armas para brindar la mano para ayudar.

 «En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Si tu hermano peca, repréndelo a solas entre los dos. Si te hace caso, has salvado a tu hermano. Si no te hace caso, llama a otro o a otros dos, para que todo el asunto quede confirmado por boca de dos o tres testigos. Si no les hace caso, díselo a la comunidad, y si no hace caso ni siquiera a la comunidad, considéralo como un gentil o un publicano. Os aseguro que todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en el cielo. Os aseguro, además, que, si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, se lo dará mi Padre del cielo. Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.» San Mateo (18,15-20).

 

Gracias por su tiempo