Arquidiócesis de Cartagena: generosidad, amor y unión

Arquidiócesis de Cartagena: generosidad, amor y unión

Las comunidades pasan por una situación difícil y la Iglesia Católica no para con su labor de servicio social para mitigar las consecuencias que deja la emergencia sanitaria que se vive a causa del Covid-19. La Arquidiócesis de Cartagena, por medio del Secretariado Diocesano de Pastoral Social, ha brindado asistencia humanitaria por medio del Banco de Alimentos. Fundaciones que necesitan apoyo y familias en estado de vulnerabilidad identificadas por las parroquias han sido beneficiadas con estas ayudas.

Desde que inició la Pastoral, su misión ha sido ayudar al más necesitado, escuchar el grito del pobre, es por ello que, desde la segunda semana de marzo han trabajado por mitigar el hambre en las comunidades que comprende la Arquidiócesis.

“Estamos haciendo una campaña que invita a la solidaridad, como resultado al día de hoy, hemos entregado alrededor de 25.000 y tenemos por entregar otros 20.000 mercados. Cómo Iglesia, buscamos ver a Jesucristo vivo y resucitado a través de los pobres y darle esperanza a Cartagena y demás municipios de la jurisdicción”, asegura Juan Sebastián Rodríguez, director de la Pastoral Social.

Para que todo este trabajo se pueda llevar a cabo, han participado tanto el equipo de la Arquidiócesis, como la Gobernación, Policía Nacional y empresas privadas. Desde el inicio de la emergencia han fortalecido la red con los donantes, beneficiarios y voluntarios, respetando las medidas de protección establecidas por las autoridades.

Como Iglesia, esta jurisdicción eclesiástica tiene la gran misión en llevar alimentos a las comunidades más vulnerables y que sufren con mayor impacto durante este tiempo. Por ello, la participación de toda la Arquidiócesis es clave; desde el equipo que prepara los mercados, así como el sacerdote con su comité Parroquial y por supuesto, la generosidad de quienes hacen posible llevar alimentos a los más pobres.

Por esta razón, extienden la invitación a la misericordia a través de la donación de alimentos, para así brindarle ayuda a familias no solo de Cartagena, sino en los demás municipios.

Para el director de la Pastoral Social, Juan Sebastián Rodríguez, “entre todos podemos ayudar a atender esta crisis. Estamos más unidos que nunca, en oración y con fe, confiando en que este tiempo nos dejará grandes enseñanzas y que será de gran aprovechamiento personal y espiritual ¡Ánimo! Generosidad y amor han sido los valores protagonistas de esta emergencia. Mi mensaje para todos los colombianos es continuar pensado solidariamente y juntos seguir ayudando aquellos que hoy, más que nunca nos necesitan”.

Gracias por su tiempo