Seguridad alimentaria para cinco municipios del Caquetá

Seguridad alimentaria para cinco municipios del Caquetá

Desde el 2018 se viene implementando el proyecto “Seguridad Alimentaria y Desarrollo Rural en 5 municipios del Caquetá – SADER”, financiado por el Estado Noruego y ejecutado en colaboración por Cáritas Noruega, el Secretariado Nacional de Pastoral Social / Cáritas Colombiana, Pastoral Social de la Aquidiócesis de Florencia y la Fundación del Vicariato Apostólico de San Vicente (FUNVIPAS).

“El proyecto se implementa en cinco municipios del departamento de Caquetá: Florencia, La Montañita, San Vicente del Caguán, Puerto Rico y Cartagena de Chairá. Tiene por objetivos incrementar los ingresos de las familias campesinas en los cinco municipios, garantizar la seguridad alimentaria familiar con prácticas agroecológicas y diseños modelos de negocios sostenibles, además de formar y acompaña a las familias para la organización comunitaria y la incidencia productiva”, aseguró Miguel Aguirre, especialista del proyecto, a la emisora Ecos del Caguán durante una entrevista del programa Funvipaz en Sintonía.

Estos objetivos son posibles alcanzarlos no solo gracias al fondo rotatorio o solidario, a través del cual se les entrega a las familias diversos recursos en especie, sino también a que se fomenta el proceso mercados campesinos, el autoconsumo y la incidencia política. Este último hace referencia a la participación de casos de construcción que permiten conocer la fuerza que tienen las diferentes instituciones en el territorio y, asimismo, desarrollar políticas públicas de seguridad alimentaria.

Según el especialista, “al corte de 2019, 193 familias han mejorado sus ingresos, 63 familias mejoran sus ingresos con prácticas adecuadas de apicultura y 67 familias han accedido al fondo rotatorio. El año pasado se realizaron unos espacios de experiencias campesinas y de agricultura. Otro dato importante es que 280 familias consumen tres comidas diarias y 200 familias utilizan sus productos para autoconsumo”.

En términos de incidencia, SADER ha brindado acompañamiento en construcción de un decreto en donde se adoptaron líneas de estrategias para la política pública de agricultura campesina, familiar, comunitaria y a nivel institucional para incidir en la economía campesina y comunitaria del departamento del Caquetá.

También han apoyado ocho organizaciones, de las cuales, cuatro se han creado en el desarrollo del proyecto y las demás se han fortalecido. Se han creado 204 planes de vida de diversas comunidades y se han hecho espacios de formación en defensa de derechos y participación.

“Algunos datos importantes respecto a la implementación del proyecto es que un 80% de las familias consumen, por lo menos, una vez a la semana proteínas como pollo, carne y huevo; el 79% consume, por lo menos, una vez a la semana proteína de origen vegetal como lentejas, haba, legumbres y vegetales de hojas verdes; el 18% de las familias tienen más de 3 comidas al día y 81% tres comidas”, aseguró Miguel Aguirre.

Como parte de la implementación, el SNPS/CC ha participado en la mesa técnica de trabajo de la cuenca baja de San Vicente del Caguán, en la que estuvo también el Gobernador y el secretario de Agricultura, se ha hecho articulación con la Unidad Administrativa de Organizaciones Solidarias que está adscrita al Ministerio del Trabajo y viene haciendo procesos de formación con las organizaciones que acompaña el proyecto y las asociaciones de economía solidaria

“El proyecto quiere participación en los espacios institucionales para conocer y llevar la oferta a las comunidades que se acompañan. Queremos hacerles una invitación a las diferentes administraciones, comunicándoles que, por parte del especialista nacional, que queremos participar en estos espacios para conocer cuál es la parte que podemos llevar al territorio, a las diferentes comunidades que se acompañan”, concluyó el especialista Miguel Aguirre.

Gracias por su tiempo