Reintegración e iniciativas productivas para excombatientes y protección a defensores de derechos humanos

Reintegración e iniciativas productivas para excombatientes y protección a defensores de derechos humanos

03/02/2021 En un territorio donde se entrelazan conflictos generados por actores armados, dinámicas relacionadas con el narcotráfico, explotación de recursos naturales y amenazas contra la población civil y excombatientes, el ‘Proyecto Sombrilla: reintegración e iniciativas productivas para excombatientes de las FARC y protección a líderes sociales y defensores de derechos humanos’ trabaja de la mano con la Fundación Semillas de Paz para una Nueva Colombia – Fundespaz con el objetivo de lograr la paz territorial en el Caquetá.

Fundespaz es una organización integrada por excombatientes de las FARC y víctimas principalmente de desplazamiento forzado, quienes buscan reinterpretar las condiciones dolorosas derivadas del conflicto interno armado, para lo cual, promueven modelos alternativos de reintegración y relacionamiento comunitario, así mismo, contribuyen a la reconstrucción de proyectos de vida y el tejido social tanto de sus integrantes como de las comunidades de acogida.

Este proyecto tiene dos objetivos, uno de reincorporación y otro de protección, el primero consiste en proporcionar medios de vida sostenibles para las personas en proceso de reincorporación, excombatientes de las FARC, y el segundo en brindar protección y reducir los niveles de riesgo dirigidos a defensores de derechos humanos, líderes comunitarios y organizaciones sociales.

“Desde el componente de reincorporación, acompañamos a miembros ex combatientes de las FARC y firmantes del Acuerdo de Paz, así como víctimas del conflicto asociados de la Fundación Semillas de Paz para una Nueva Colombia – Fundespaz con sede en EL Doncello-Caquetá. Así mismo se acompaña a miembros del AETCR de Miravalle, mejorando sus condiciones de energía renovable que favorezca los proyectos productivos de acuaponía y a su vez esto mejore su economía, mejorando las condiciones del proceso de reincorporación económica de los ex combatientes”, explica Yomaida Cardona, especialista del proyecto.

Razón por la que, desde este proyecto, financiado por Caritas Noruega e implementado por la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Florencia y Funvipaz en la Diócesis de San Vicente del Caguán, en asocio con el Secretariado Nacional de Pastoral Social / Cáritas Colombia, se reconoce el valor de esta organización y su importancia para la consolidación de la paz territorial. 

Para la especialista, “la Conferencia Episcopal en su compromiso con la implementación del Acuerdo de Paz, firmado entre el Gobierno y la FARC-EP, a través del SNPS/CC en asocio con la Arquidiócesis de Florencia y la Diócesis de San Vicente del Caguán, realizan este proyecto desde un enfoque de reconciliación, favoreciendo la reconstrucción del tejido social y la creación de condiciones económicas para los excombatientes y sus familias, a la par que se fortalecen las organizaciones sociales y comunitarias de los municipios donde hacemos presencia, todo esto como un aporte a la paz en el país”.

Durante este tiempo son varios los aportes que se han realizado, entre los que se destacan la asistencia técnica para la creación de una línea base organizacional, un plan de fortalecimiento organizacional con acciones estratégicas en los distintos de niveles de transformación; asimismo, en asocio con el SENA y ARN se realizó la formación en temas agropecuarios, se elaboró un estudio de mercado  para el establecimientos de líneas productivas y la vinculación de integrantes FUNDESPAZ al programa Beneficios económicos periódicos BEPS de Colpensiones.

“Sentimos que este proceso nos ha permitido gestionar mejor la información de nuestros asociados y sus familias, es decir, conocer mejor a las personas por las cuales trabajamos”, representante legal de FUNDESPAZ.

El principal reto que se afronta es el lograr mantener un acompañamiento constante a las Organizaciones durante la Pandemia por el Covid-19. En el caso del componente de reincorporación, se presenta el desafío de acceder a la tierra para favorecer los proyectos productivos de los excombatientes.

“Aunque aún no logramos acceder a unos predios para la organización, valoramos todos los esfuerzos que están haciendo para alcanzar este sueño que tenemos como excombatientes” añadió el representante legal. Para finalizar, Yomaida Cardona, especialista del Proyecto Sombrilla, asegura que “desde el componente de protección se espera que cada organización que se acompaña, cuente con una estrategia de autoprotección e inicie un proceso de implementación, que mitigue riesgos de su contexto social. Además, haber brindado asesoría psicosocial y legal en procesos individuales o colectivos y asistencia económica en caso de emergencia, rutas de evacuación y mecanismos de protección líderes sociales y defensores de derechos humanos”.

Gracias por su tiempo