Migración segura y dignificación de vida

Migración segura y dignificación de vida

11/02/2021 Queriendo asistir y proteger a personas venezolanas, colombianas y migrantes de países vecinos como Brasil, Bolivia, Ecuador y Perú, desde hace un tiempo se implementa el proyecto Europana por parte del SNPS/CC – Diócesis de Apartadó, el cual es financiado por la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO) y el Consorcio de Caritas Alemania, Caritas Suiza y Caritas Luxemburgo, el objetivo es contribuir y garantizar una migración segura e informada, cerrando las brechas críticas de la asistencia humanitaria y motivando la integración de los ciudadanos venezolanos vulnerables con comunidades de acogida.

El proyecto comenzó en septiembre de 2019 con las jurisdicciones eclesiásticas de Montería y Apartadó en los municipios de Montería, Apartadó, Carepa y Turbo. Dentro de este proceso se realizaron acciones que favorecieran la integración comunitaria entre las comunidades de acogida y la población migrante venezolana, también se realizó el fortalecimiento de las Juntas de Acción Comunal – JAC, encuentros deportivos, ollas comunitarias, talleres de prevención de la xenofobia, actividades con NNA de prevención de explotación infantil, prevención del reclutamiento infantil.

Adicionalmente, se realizaron entregas de asistencia humanitaria a la población migrante venezolana y a la comunidad de acogida con un porcentaje de 70% migrantes y 30% colombianos, esta estrategia disminuyó los brotes de xenofobia en las comunidades y en los procesos de selección, esto se realizó con el apoyo de los líderes de las comunidades y la población en general.

“La principal misión de la Iglesia católica está enfocada en la evangelización, en el amor a Dios y al prójimo. Por lo tanto, una de las poblaciones con mayores vulnerabilidades son los migrantes venezolanos que deben salir de sus países en busca de mejorar sus condiciones de vida. La iglesia busca acoger a las familias en cada uno de los territorios, abogando por sus derechos y la prevención de la vulneración de los derechos, apoyándolas para que tener vidas más dignas”, asegura Sandy Paola Salgado, especialista del SNPS/CC.

Arelys Tahis Diaz Espina, de 43 años, es una mujer migrante que llegó a Colombia en el año 2018 de manera irregular, por la trocha de Paraguachón en compañía de su pareja, 8 hijos, nietos y madre. Caminaron durante 5 días por largos trayectos que no reconocen y, en situaciones de extrema vulnerabilidad, pidieron limosna para poder llegar a la Vereda Piedrecitas en el Municipio de Turbo – Antioquia, donde residen actualmente.

Conoció al programa Europana en noviembre de 2019 y durante este acompañamiento ha recibido apoyo psicosocial y orientación para la cría de especies menores (pollos) que le han servido para mejorar la seguridad alimentaria de su familia y a su vez, como una fuente de ingresos. Hoy en día se dedica a trabajar con algunos de sus familiares en una finca de producción agrícola de plátano. “Después de no tener nada y pasar por diferentes dificultades hasta llegar a Piedrecitas, mi vida es estable y puedo estar junto con todo mi núcleo familiar en Colombia”.

Entre los resultados que se esperan obtener se destaca el hecho de que las familias sientan el acompañamiento de la Iglesia, que tengan una figura de caridad que abogue por los derechos de las personas más vulnerables del país. De igual forma, disminuir la vulnerabilidad vida de las personas migrantes del país, en búsqueda de una estabilidad emocional y económica en Colombia.

De esta manera, el SNPS/CC continúa trabajando de la mano de las comunidades por el bienestar tanto de las poblaciones como de su territorio, su adaptación al cambio y la dignificación de su vida.

Gracias por su tiempo