La acción de la Iglesia colombiana ante la crisis migratoria

La acción de la Iglesia colombiana ante la crisis migratoria

En el marco del encuentro en Cúcuta del grupo de trabajo de Cáritas Internationalis para tratar el tema de la crisis migratoria venezolana; Brasil, Perú, Ecuador, Venezuela y Colombia realizaron una ponencia en la que expusieron un resumen de la situación actual de su país referente al tema, qué se está haciendo respecto a la crisis, cuáles han sido los logros, desafíos y el plan para los próximos años (2020 - 2022).

La ponencia realizada por el padre Enán Xavier Humánez, subdirector del Secretariado Nacional de Pastoral Social – Cáritas Colombiana  (SNPS/CC), brindó elementos de contexto sobre las migraciones en Colombia, reconociendo que si bien como país hemos  sido históricamente un país expulsor y de tránsito,  esta  tendencia  ha cambiado “por situaciones de inestabilidad económica, desastres naturales, crisis en la democracia de varios países de la región, especialmente Venezuela”. Este cambio, desde la perspectiva del Secretariado Nacional de Pastoral Social, “debe lanzarnos a construir un Sistema de Política Migratoria Integral con enfoque de derechos humanos y de construcción de paz”.

Durante la presentación se mostraron cifras que permiten entender mejor la situación migratoria: el Gobierno colombiano  reconoce la presencia de 1.500.000 ciudadanos procedentes de Venezuela con estatus regular, no obstante,  se sabe que existe un subregistro de la situación, que incluye a población que se encuentra en condición migratoria irregular, que podría alcanzar un millón de personas más. Adicionalmente, se señaló que según ACNUR “en la región actualmente hay más de cuatro millones de Refugiados y Migrantes procedentes de Venezuela, en situación de necesidad de protección. Adicionalmente, Cáritas  Venezuela  refiere que pueden haber más de cinco millones de personas que han salido del país”.

En cuanto a los desafíos para la respuesta solidaria de la Iglesia en Colombia, se mencionó la necesidad de repensar las políticas migratorias para que no se conciban solamente desde un enfoque de “securitización”, sino que sean pensadas desde una visión humana y de desarrollo integral. Igualmente se señaló la creciente cultura del descarte y la cosificación, la pauperización e indigencia de migrantes, la naturalización de la discriminación, xenofobia y racismo, además de los riesgos en salud pública.

Con relación a las líneas de trabajo con población migrante y refugiada desde la Iglesia Colombiana, el Subdirector del SNPS señaló que estas responden al llamado del Santo Padre Francisco sobre  acoger, proteger, promover e integrar a los migrantes y refugiados a través de acciones concretas como orientación y asistencia jurídica, asistencia humanitaria, acompañamiento psicosocial y  misiones itinerantes de monitoreo y verificación, que se realizan en toda la ruta migratoria de la población.

Para cerrar su intervención, el Padre Enán Xavier Humánez dio un reporte de la atención del Secretariado Nacional de Pastoral Social respecto la línea migratoria, resaltando los proyectos que se desarrollan en esta línea, las diferentes regiones del país que cubren, sus objetivos y la inversión realizada gracias a los múltiples donantes internacionales:

  • “Apoyo multisectorial a familias afectadas por la crisis migratoria venezolana en Colombia”.
  • “Atención a población venezolana en condición migratoria en el departamento de Norte de Santander”.
  • “Ayuda humanitaria a 10.600 migrantes venezolanos en tránsito y/o con la intención de permanecer en Colombia”.
  • “DRA- respuesta conjunta de Colombia 2019”.
  • “Apoyo a la población venezolana y colombiana en el ejercicio de sus derechos durante su proceso migratorio y retorno en la Guajira y Nariño (Colombia)”.
  • “Actividades a favor de los solicitantes de asilo, refugiados y personas con necesidad de protección internacional en Colombia”.
  • “Reintegración sostenible después del retorno voluntario 2019”.
  • “Ayuda de emergencia a la población venezolana en condición migratoria – Fase II”.
  • “Puentes de solidaridad”.

El evento se está llevando a cabo desde el 30 de septiembre hasta hoy, 2 de octubre, en Cúcuta (Norte de Santander), donde se realizaron grupos de trabajo para recomendaciones en el campo humanitario y de incidencia, se analizó la respuesta solidaria de Europa y Estados Unidos, y por último, hoy se realizará una salida a la frontera colombo-venezolana con el fin de observar el flujo migratorio, pasos y vulneraciones, además de una visita a comunidades en las que se encuentran los venezolanos.

 

Gracias por su tiempo