33 años celebrando los esfuerzos de todas y todos por una Colombia en Paz

33 años celebrando los esfuerzos de todas y todos por una Colombia en Paz

16/09/2020 Se cumplieron ya 33 años de celebrar la Semana por la Paz, una iniciativa que surge en el año 1987 en el contexto de una Colombia sumida en el conflicto armado, razón por lo que la Iglesia decide, a través de iniciativas, poner en evidencia las miles de acciones que se realizaban y realizan por la paz en nuestro país. Este año el lema que acompaña la campaña es “¡El reencuentro es con la paz, #movámonos!”.

Semana por la Paz se lleva a cabo en el marco del 9 de septiembre, día de San Pedro Claver. Hasta el momento, han sido 33 años proclamando la paz en el país, logrando juntar a diferentes sectores entorno a la esperanza de una Colombia en paz.

Esta ardua tarea es un aunar de fuerzas. Diferentes organizaciones, tales como: el Secretariado Nacional de Pastoral Social / Cáritas Colombiana, la Conferencia Episcopal Colombiana, la Pontificia Universidad Javeriana, Redepaz, CINEP y Redprodepaz, se han unido a lo largo de los años, conformando así el Comité organizador.

La actual coordinadora del Programa “Cultura para la Paz” de la Pontificia Universidad Javeriana, Ángela Jaramillo, afirma que: “dentro de la historia un año muy importante, un hito que tiene la Semana por la Paz, es el año de 1993 cuando convocan al Congreso Nacional por la Paz, en el que participaron más de 1000 personas y organizaciones. Y en ese contexto nace la Red de iniciativas ciudadanas por la Paz y contra la guerra. Es así como el Programa por la paz de la Compañía de Jesús, le entrega a esta red la idea de continuar animando año a año la Semana por la Paz junto con la Conferencia Episcopal de Colombia”.

Es importante pensar en la Semana por la Paz como una iniciativa de todas y todos, un espacio joven e incluyente que busca la paz integral en nuestro país. Luis Emil Sanabria, presidente colegiado de Redepaz, asegura que: “Semana por la Paz ha marcado mucho la historia de Colombia en las últimas tres décadas porque es un espacio donde constantemente se realizan esos llamamientos a buscar la solución política y negociada del conflicto armado, a buscar caminos de encuentro, caminos de democracia, caminos de reconciliación, pactos de convivencia”.

Así mismo, ha sido el escenario impulsor de múltiples mandatos, fortaleciendo así la Constitución Política Colombiana. El mandato de las niñas y niños por la paz, el mandato nacional por la paz y el concepto de territorialidad, tuvieron como nicho gestor a la Semana por la Paz. Esta es una conmemoración hecha para la población común, es una iniciativa cercana, realizada desde y para la sociedad colombiana.

Monseñor Henao Director de la Pastoral Social, comparte que: “Semana por la Paz es un espacio, un momento para hacer ejercicios en casa, con la familia, con los vecinos, con lo más cálido que tenemos allí donde participamos a motivar, promover que realmente se hagan espacios de encuentro, de diálogo, de reconciliación, ejercicios concretos de devolver, de retornar, de volver otra vez la cara hacia la paz y sentirla cercana, sentirla como un deber, una tarea, una obligación de todos y todas”.

Durante esta iniciativa se realizan en promedio más de 1500 actividades que conmemoran la paz y la reconciliación, por eso el reto es aún más grande este año, un año de virtualidad, de distanciamiento donde la sociedad tiene que estar más unida que nunca.

Para finalizar, cabe mencionar las palabras de Monseñor Henao: “Este año la semana por la paz se celebra en un momento en el cual la crisis humanitaria es muy profunda. Retornar hacia el tema de la paz, volver la mirada hacia la paz, es volver la mirada hacia las víctimas, los jóvenes asesinados, los excombatientes amenazados, hacinados en el país, los líderes sociales, la cantidad de personas que estando presta al servicio de la comunidad han ofrendado sus vidas. Semana por la paz debe ser el impulso para un gran acuerdo de solución de estos desafíos humanitarios profundos que tiene Colombia”.

Gracias por su tiempo