Tejiendo equidad y paz con el Costurero de la Memoria

Tejiendo equidad y paz con el Costurero de la Memoria

En el mes de la marzo, el SNPS (Secretariado Nacional de Pastoral Social) mediante el programa FortaleSCiendo se encuentra realizando la campaña Mujeres Artesanas de la Paz y la Reconciliación. En este marco con la colaboración FICONPAZ (Fundación Instituto para la construcción de Paz), realizaron una actividad con el Costureo de la Memoria en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación.

El ejercicio estuvo enfocado hacia tres ejes temáticos que maneja la campaña: equidad entre hombres y mujeres, imaginario colectivo del papel de la mujer en la sociedad y la mujer como artesana de la paz y la reconciliación.

En el primer momento de la actividad, los participantes escribieron las labores que realizan en su cotidianidad, con el fin de evaluar en cuáles de estas participaba el hombre, la mujer o ambos. Se pudo evidenciar que las labores que tienen que ver con el cuidado de los niños, del hogar y un trabajo como el tejido, suelen ser atribuidas a las mujeres, mientras las que requieren de fuerza, ciertos deportes y trabajos, son asignados a los hombres.

Luego de un nutrido conversatorio compuesto por percepciones de su rol en su entorno local, los participantes concluyeron que la mayoría de las tareas que realizan diariamente pueden ser hechas tanto por mujeres como por hombres, analizaron que se trata de tejer unas relaciones en donde ambos deben trabajar de manera conjunta, para sacar adelante su familia, su trabajo y su comunidad.

En un segundo momento, cada participante escribió la forma de cambiar los imaginarios que existen frente a la mujer, que limitan sus posibilidades tanto en el ámbito privado como público. Al compartir lo escrito, la discusión giró en torno al compromiso que debe haber tanto de los hombres como de las mujeres en contribuir a las tareas del hogar, las laborales y sociales que requieran atender en su entorno.

En el debate, surgió la reflexión que las mujeres desempeñan un rol muy importante dentro de la sociedad, pero tienen todavía por delante muchos desafíos para seguir ganando espacios, en busca de unas relaciones armónicas y equitativas frente a los hombres.

Finalmente, los miembros de la organización mostraron sus impresiones acerca del ejercicio y concluyeron que hubo un cambio positivo en la percepción de las tareas que realizan diariamente y de su papel real en su contexto social. Tuvieron en cuenta la realidad de su contexto, cuestionando los imaginarios y prejuicios que hay sobre hombres y mujeres.

Marzo 15 de 2017

Regresar

Gracias por su tiempo