Pastoral fronteriza: Obispos de la Frontera Colombo Ecuatoriana se pronuncian

Nosotros, los participantes del Encuentro de Pastoral Fronteriza pertenecientes a la Jurisdicciones Eclesiásticas de Ipiales, Pasto, Tumaco y Mocoa Sibundoy de Colombia y Tulcán, Ibarra, Sucumbíos y Esmeraldas del Ecuador, conscientes que “Ya no hay fronteras de raza, religión, cultura o condición social, sin que Cristo es todo en todos” Col.3,11

Constatamos que:

  • Habitamos unas regiones ricas en diversidad cultural, étnica, religiosa y ambiental; sin embargo, vemos con preocupación que también son zonas que han sido tradicionalmente marginadas y postergadas por los gobiernos nacionales y locales de turno, esto explica que cierta pobreza generalizada expresada en una crisis social y aparentemente sin solución, limita las posibilidades de un desarrollo humano integral.
  • Rechazamos frontalmente la decisión ya anunciada por el gobierno de la República de Colombia de reanudar las fumigaciones de cultivos de uso ilícito con glifosato, dadas las consecuencias negativas la para la vida humana y el medioambiente; consideramos que el gobierno debe tener en cuenta que la presencia de estos cultivos es, en muchos casos consecuencia del abandono en que viven sumidos los habitantes de estas regiones. Invitamos al gobierno a que se exploren mecanismos complementarios que den una respuesta más integral sobre esta problemática que afecta a nuestros pueblos.
  • Deseamos una pronta solución a la crisis social que vive la hermana República de Venezuela, renovamos nuestro compromiso eclesial de acoger respetuosamente a nuestros hermanos venezolanos que en busca de posibilidades han emigrado de manera masiva, atravesando Colombia y Ecuador. Nuestros países siempre solidarios han sabido tender la mano y deseamos que esta solidaridad continúe mientras siga siendo necesario”.

Los obispos damos  gracias a Dios por los sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos que con generosidad están trabajando por todas estas nobles causas. Estamos seguros de que el trabajo de todos y cada uno de los hombres y mujeres de buena voluntad en nuestras regiones contribuirá no solo a elevar la calidad de vida del pueblo, sino también a dar pasos decididos en nuestro caminar hacia el Reino.

 

Recordando a nuestros pueblos a los pies de Nuestra Señora de las Lajas enviamos un saludo fraterno.

 

Las Lajas, 19 de junio de 2019

 

Monseñor José Saúl Grisales, Obispo de Ipiales

Monseñor Julio Enrique Prado, Obispo de Pasto

Monseñor Orlando Olave Villanoba, Obispo de Tumaco

Monseñor Guido Iban MInda Chalá, Administrador Apostólico de Ibarra

Monseñor Eugenio Arellano Fernández, Vicario Apostólico de Esmeraldas

Monseñor Celmo Lazzari, Vicario Apostólico de Sucumbíos

Monseñor Fausto Gaibor García, Obispo de Tulcán

 

Gracias por su tiempo