La Iglesia Católica comparte alimentos con migrantes  

La Iglesia Católica comparte alimentos con migrantes  

Bogotá, junio 21 de 2018. La Arquidiócesis de Bogotá desde la Fundación de Atención al Migrante (FAMIG), organizó una jornada dedicada a unos 50 migrantes, en su mayoría venezolanos, como parte de las actividades que la Iglesia católica en Colombia realiza conmemorando el Día Mundial del Refugiado, celebrado el 20 de junio

Estas acciones son animadas desde la Red Clamor Colombia y hacen parte de la campaña mundial de migración y refugio  Compartiendo el viaje (share journey), liderada por el papa Francisco, en la cual nos invita a compartir con los migrantes de todo el mundo, desde la fe, el sentido del servicio y la empatía con otro.

Las palabras de apertura de la jornada, estuvieron a cargo de la hermana Teresinha Monteiro, secretaria ejecutiva del FAMIG, “nosotros aquí en Colombia, queremos realizar la celebración del Día Mundial del Refugiado con ustedes, para dar gracias a Dios y extender nuestras oraciones por todos. Por eso hoy compartimos la mesa con ustedes”, indicó la hermana Teresinha.

La actividad central se enfocó en la elaboración de unos barcos de papel por los migrantes, los cuales simbolizan los procesos migratorios y las dificultades que debieron vivir al salir de sus lugares de origen. Adicionalmente, se les entregó un papel con tres preguntas. Una de ellas era describir una experiencia positiva de la migración emprendida, de esta manera se buscó hacer hincapié en los aspectos agradables de su viaje, dejando a un lado todas las vivencias negativas que han tenido que pasar.

Posteriormente, Elvy Monzant Arraga, Secretario Ejecutivo del Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM, compartió unas palabras de aliento a todos los migrantes presentes, “yo sé que para ustedes no ha sido fácil, pero hoy Jesús les dará la fuerza para que sigan adelante y no se rindan ante todas las adversidades. Por eso, las vamos a poner en el corazón misericordioso de Dios, para que Él abra puertas y les facilite el camino”.

Continuando la jornada, se celebró una eucaristía presidida por monseñor Francisco Niño, Secretario General Adjunto del CELAM y concelebrada por monseñor Álvaro Vidales, Director Ejecutivo del FAMIG y el padre Jorge Ruiz. Iniciando la celebración, monseñor Niño exaltó la labor del FAMIG, “la arquidiócesis de Bogotá, hace muchos años creo esta Fundación de Atención al Migrante, buscando extender el amor de Dios en la vida y dar una mano a todos los que se sienten olvidados por el mundo”.

Concluida la eucaristía, se brindó un almuerzo fraterno a todas las personas presentes, y de esta manera, finalizar una exitosa jornada compartiendo la mesa con los migrantes más vulnerables, que actualmente necesitan una atención prioritaria y una mano solidaria que los ayude en el difícil camino que han emprendido.

Fuente:  Arquidiócesis de Bogotá

Gracias por su tiempo