JAC  de Pradera (Valle) realiza control social ante megaproyecto energético Tesalia – Alférez

JAC  de Pradera (Valle) realiza control social ante megaproyecto energético Tesalia – Alférez

Palmira, mayo 28 de 2018.  La   Junta de Acción Comunal de Arenillo en el municipio de Pradera, beneficiaria del programa Fortalesciendo, preocupada por los impactos ambientales, sociales y comunitarios que el proyecto Tesalia – Alférez, - implementado por el Grupo de Energía de Bogotá-  pueda traer para su territorio, convocó a una reunión en su corregimiento a los funcionarios de la empresa que desarrolla el proyecto, así mismo al alcalde del municipio, concejales y miembros de la comunidad, con el fin de plantear las inquietudes con el proceso, este espacio fue acompañado por El Secretariado de Pastoral Social de la Diócesis de Palmira.

El proyecto Tesalia – Alferez inició en el año 2009 y busca conectar la central hidroeléctrica de El Quimbo en el Huila con el Suroccidente del país, interviniendo principalmente comunidades de once municipios de los departamentos de Huila, Tolima y Valle del Cauca, entre ellos, uno de los municipios que tendrá más unidades territoriales afectadas por la instalación de torres de energía es el de Pradera, en el Valle del Cauca.

Durante la reunión que se llevó a cabo el pasado 23 de mayo en la Finca San Martín del corregimiento de Arenillo, la comunidad expuso que el proceso de consulta y socialización no ha recogido sus inquietudes, que  han expresado en diversos escenarios sus preocupaciones por la afectación en su territorio y en su tejido social, a pesar de eso el proyecto se sigue desarrollando, sin tener en cuenta las realidades de las comunidades.

Por su parte, los concejales del municipio de Pradera plantearon su preocupación por la forma en la que se viene desarrollando el proyecto, ya que además de no tener en cuenta a la comunidad, la administración local tampoco tiene información sobre los impactos y la forma como se viene desarrollando.

A este llamado se unió el alcalde del municipio de Pradera Henry Devia Prado, quien ha recogido las inquietudes planteadas en distintos espacios, donde la comunidad ha manifestado sus preocupaciones por la afectación que las instalaciones de las torres de energía puedan traer para el desarrollo de proyectos ecoturísticos o deportivos en la zona.

Una preocupación general fue el del carácter de estos espacios de socialización, ya que parece solo cumplen con la función de informar sobre un proyecto que ya está andando, pero no recoge las observaciones y propuestas de instituciones y comunidad.

Para los miembros de la Junta de Acción Comunal es necesario que sean las comunidades afectadas las que se organicen en la defensa del territorio, con el acompañamiento de la institucionalidad para que se realice una consulta con la comunidad en la que ellos puedan decidir sobre el futuro de este tipo de proyectos en su territorio.

Entre los años 1999 y 2004,  los habitantes del Corregimiento Arenillo, tuvieron que convivir  con el bloque 33 de las Autodefensas  Unidas de Colombia –AUC-, durante este periodo se presentaron asesinatos, violación de derechos humanos, desapariciones forzadas, amenazas a líderes sociales,  y muchas familias se vieron obligadas a desplazarse a ciudades como Pradera, Palmira y Cali.

Los fuertes lazos que atan a esta comunidad a su territorio hicieron que algunas familias retornaran, creando mecanismos de sobrevivencia y superación, motivando las ganas de retomar su vivencia comunitaria que han posibilitado un ejercicio de recuperación del tejido social y rescate de sus organizaciones sociales. Hoy en día buscan mostrar las bondades de este territorio, por medio de iniciativas culturales como la Feria de la Trucha, deportivas, ecoturisticas y productivas.

En los más de dos años de acompañamiento del programa Fortalesciendo, la Junta de Acción Comunal, ha logrado fortalecer sus capacidades internas lo que se ha evidenciado en escenarios como la construcción de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial PDT y el proceso de reparación colectiva como víctimas del conflicto, donde la organización ha jugado un papel determinante liderando las propuestas del territorio.

Por: Sandra Gómez, Promotora de Comunicaciones Fortalesciendo Palmira.

 

Gracias por su tiempo