Hechos dolorosos en el territorio de la Diócesis de Santa Rosa de Osos

Hechos dolorosos en el territorio de la Diócesis de Santa Rosa de Osos

Bogotá, enero 23 de 2018. En un comunicado de prensa el obispo de la diócesis de Santa Rosa de Osos, monseñor Jorge Alberto Ossa Soto y el clero de esta Jurisdicción, expresaron su rechazo ante la masacre perpetrada en la vereda La Estrella, en el municipio de Yarumal, donde fueron asesinadas 7 personas, incluidos entre ellos menores de edad.

“Toda acción contra la vida de las personas, no solo resquebraja fuertemente los fundamentos de la convivencia humana, de la sana democracia y de la verdadera paz, sino que es el atentado y el acto más cruel contra la vida y la dignidad de las personas, envilece a los actores y causa irreparables daños a las víctimas y familiares”, señala el mensaje.

Ante estos hechos dolorosos, el obispo antioqueño manifestó su cercanía y oración hacia los familiares de las víctimas e imploró hacia los victimarios la conversión y el arrepentimiento.

Por otra parte, frente a la emergencia humanitaria que se reporta en el municipio de Cáceres, debido al desplazamiento de 376 personas al casco urbano, por temor a perder sus vidas en medio de confrontaciones, el obispo pidió a los grupos armados ilegales se respete la vida de estos campesinos y del Estado, se brinde las garantías para el retorno de estas familias a sus tierras.

“Acompañamos con nuestra oración, presencia y caridad efectiva a todos nuestros hermanos de Cáceres, que se encuentran desplazados de sus campos al casco urbano. Así mismo, exigimos de los grupos armados ilegales el respeto por la vida y la garantía del retorno de las familias a sus tierras, y les recordamos que también es para ellos la invitación a construir la paz desde la justicia y la reconciliación”, indica el mensaje.

Por último, el obispo y el clero de esta jurisdicción presentaron sus sentimientos de condolencia a los familiares de las víctimas fallecidas en el trágico accidente ocurrido hoy, en el sitio "Los Cristos", corregimiento de Ríogrande.

“Pedimos que Dios Padre acoja en la casa celestial a los difuntos; para sus familias nuestra voz de esperanza y resurrección; para los heridos el compromiso de nuestra oración por su pronta recuperación y para todos la lección de estar preparados para el encuentro con el Señor”, finaliza el comunicado.

Fuente: Conferencia Epsicopal de Colombia

Click aquí para ver el comunicado completo

Gracias por su tiempo