Excombatientes de las FARC, en el Caquetá, le apuestan a la paz con primer sistema de hidrogeneración eléctrica en Colombia

Excombatientes de las FARC, en el Caquetá, le apuestan a la paz con primer sistema de hidrogeneración eléctrica en Colombia

• La cooperación de Noruega y la Iglesia Católica desarrollan y entregan, en Colombia, un nuevo modelo de integración de actores sociales económicos. (excombatientes, comunidad local, policías, soldados)
• El proyecto dio capacitación y formación a los miembros del ETCR de Miravalle y jóvenes de la comunidad local con el fin de incentivar el uso de energías limpias y sistemas de producción favorables para el medio ambiente

Miravalle (Caquetá), noviembre 14 de 2018. Como apuesta a la implementación de los acuerdos de paz, a dos horas de San Vicente del Caguan, en la vereda de Miravalle (Caquetá), la Conferencia Episcopal de Colombia, a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social, Caritas Noruega, el Gobierno de Noruega y el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de esta zona, inauguran un sistema generador de energía eléctrica único en el país (hidrotornillo) y segundo en el mundo el cual empieza a funcionar hoy en el río Pato.

También se hace entrega de un sistema que combina la producción de peces y la producción de hortalizas sin suelo (acuaponía), proyectos que tuvieron ocho meses de construcción, instalación y capacitación a excombatientes.

Monseñor Héctor Fabio Henao, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social, expresó que “esta apuesta innovadora con tecnología de punta y respetuosa con la naturaleza, es un modelo de paz que demuestra que la reincorporación de excombatientes a la vida social y económica hoy es una realidad”.

Hidrotornillo caqueteño y el Palacio real en Inglaterra

Esta es una invención de Arquímedes usada en la antigüedad para sistemas de irrigación de cultivos. Este sistema aprovecha la energía cinética de las corrientes de agua y empieza a ser reconocida como una de las alternativas más eficientes, económicas y ambientalmente más limpias. El primero se encuentra en el palacio real de Inglaterra en el río Tamesis.

El hidrotornillo instalado en el río Pato, fabricado por mano de obra 100% colombiana (en Neiva), con un costo de unos 200 millones de pesos, abre paso al uso de la energía cinética del agua para generar 40 KW/hora, apto para satisfacer durante las 24 horas del día las necesidades energéticas del ETCR y de buena parte de la comunidad de Miravalle.

Autosostenimiento con sistemas productivos

El sistema de acuaponía (piscicultura e hidroponía integradas) que empieza a funcionar gracias al hidrotornillo, permite ahorrar un 90% de agua y eliminar el uso de productos químicos tóxicos en la producción de vegetales.

Este proyecto que queda en manos de los excombatientes de esta ETCR para su auto sostenimiento, lo compone un invernadero con 18 camas de hidroponía que producirían en su primera cosecha más de 2 mil lechugas con un tiempo de producción de 30 días y unos 280 kilos de tomates. También cuenta con 8 tanques con cultivo de 4 mil peces tilapia correspondiente a 1.6 toneladas que, se espera, en unos 4 meses, estén listos para el consumo y estaría produciendo unas tres cosechas al año.

“El conjunto de estos proyectos busca generar habilidades para la reincorporación, de excombatientes y jóvenes campesinos de la zona, a nuevas formas de generación de ingresos, empleo y seguridad alimentaria, mediante granjas intensivas de pequeña escala” puntualizó monseñor Henao.

Atornillando la paz y el desarrollo rural sostenible con tecnologías de punta

Este ETCR hace parte de los 24 creados por los acuerdos de paz, en este momento el espacio está compuesto por 60 hombres y 20 mujeres de los cuales hay 7 niños y tres gestantes.

De acuerdo a lo definido por la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo Final (CSIVI), en su comunicado conjunto 19, “las Zonas Veredales Transitorias de Normalización se transformarían en Espacio Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) los cuales servirán para capacitar a los integrantes de las FARC-EP para su reincorporación a la vida civil, preparar proyectos productivos y atender las necesidades de formación técnica de las comunidades aledañas, en un modelo de reincorporación comunitaria, de conformidad con el Decreto 1274 de 2017 y el Decreto 2026 de 2017.

Iglesia Católica promueve modelo de integración de actores sociales en Caquetá

Gracias por su tiempo