Embajador de Alemania visita a comunidades el Catatumbo

Embajador de Alemania visita a comunidades el Catatumbo

Con el propósito de hacer una lectura del territorio y conocer el trabajo realizado en los últimos años con las comunidades a través del proyecto Participaz, acompañado por el Secretariado Nacional de Pastoral Social y realizado por las pastorales sociales de las diócesis de Cúcuta y Tibú, el embajador de Alemania Michael Bock, el director para América Latina de la Cancillería Alemana Peter Lamlé, la encargada de Cooperación de la embajada de Alemania, Jennifer Richter, y Friedrick Kircher, delegado de Cáritas Alemania para Colombia, visitaron el Corregimiento Pacelli, perteneciente al municipio de Tibú, en Norte de Santander.

Allí tuvieron la oportunidad de reunirse con líderes campesinos, quienes les socializaron su plan piloto de sustitución gradual de cultivos ilícitos, el cual sugieren incluir en el cuarto punto de las negociaciones entre el gobierno y las FARC.

El embajador Bock y su comitiva conocieron también la corporación Pacelli Nuestra, compuesta por presidentes de juntas de acción comunal, que tiene como gran reto gestionar y trabajar conjuntamente para que se logren los objetivos trazados en el plan de desarrollo. El encuentro también permitió evidenciar resultados contundentes y esperanzadores del proyecto Participaz, desde donde se trabaja en el cultivo del cacao como iniciativa productiva, con un buen balance.

Los líderes de los corregimientos El Carmen, Las Mercedes y Luis Vero, del municipio de Sardinata, y del corregimiento La Curva, del municipio de Bucarasica, así como los del corregimiento Pacelli, del municipio de Tibú, hicieron entrega al embajador, de un ejemplar de Plan Comunitario.

Al cierre de la Jornada, Friedrick Kircker, delegado de Cáritas Alemania, anunció a la comunidad la extensión de tres años que se dará al proyecto Participaz, noticia que agradó a los líderes asistentes.

Balance positivo de la visita
Luego del encuentro con Monseñor Victor Manuel Ochoa, obispo de Cúcuta, se realizó un balance esperanzador respecto al territorio. Michael Bock precisó que “Hay diferentes proyectos; de caritas, GIZ. Son fondos de la iglesia alemana, de los creyentes y del estado, y tienen algo en común: Que se trabaja con la gente, donde hay necesidades, aquí hay acción en favor de los que necesitan ayuda y es lo más importante que podemos hacer”.

De igual forma, el embajador Alemán, envió un mensaje contundente y de esperanza a todas la comunidades: “Sigan con su optimismo y trabajen, porque el éxito no viene de otros países, podemos contribuir un poco si todo va bien, pero la fuerza del pueblo es lo que va a decidir su futuro, y yo veo que esta fuerza va en la dirección correcta, sigan para adelante como lo están haciendo cada día”.

Noviembre 3 de 2016

Regresar

Gracias por su tiempo