“Detrás de toda tragedia siempre hay la posibilidad de empezar de nuevo”

“Detrás de toda tragedia siempre hay la posibilidad de empezar de nuevo”

Neiva, septiembre 5 de 2018. “Detrás de toda tragedia siempre hay la posibilidad de empezar de nuevo” fue la frase pronunciada por Myriam Oviedo, docente universitaria que resume la esencia de la Semana por la Paz en Neiva. En su tercer día, víctimas y academia se reunieron para dialogar y caminar la palabra en pro de la vida y contra la guerra.

La voz de quienes históricamente no han sido escuchados ya sea por miedo o por ignorancia, fue el eje central del tercer día de la 31 Semana por la Paz 2018 en Neiva. Esa voz, que por años caminó insistentemente sin ser tenida en cuenta, como Moisés durante los 40 años que guio a su pueblo israelita, según la Biblia, hoy fue el alma del debate, el diálogo y la reflexión durante las dos grandes actividades desarrolladas en el marco de la jornada.

Transitar el dolor

La primera actividad de la agenda fue el conversatorio ‘Sobrevivientes: La Posibilidad de Nuevos Caminos’, un espacio organizado por la Oficina de Paz y Derechos Humanos de la Alcaldía de Neiva, la cual tuvo el respaldo de la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, sede Neiva, y del Secretariado Diocesano de Pastoral Social Neiva. A la mesa central llegaron las víctimas a contar la dura experiencia de la guerra que sufrieron, pero también de los actos de resiliencia que hoy protagonizan.

Myriam Oviedo Córdoba, docente universitaria e invitada a orientar el contexto de la problemática debatida, explicó lo que hay tras el diálogo ciudadano sobre la tragedia de la guerra en la vida de una comunidad o una familia. “Este espacio tiene la necesidad de darle ese mensaje a la sociedad. Y es que detrás de toda tragedia siempre hay la posibilidad de empezar de nuevo. Lo que pasa es que ese empezar de nuevo puede ser más difícil o más fácil. Es posible que la ciudadanía compasiva pueda hacer esos procesos más fáciles, y se facilitan cuando generamos redes de apoyo y acompañamiento; cuando los sobrevivientes encuentran con quien hablar y con quien transitar su dolor”, explicó.

Una caminata por la memoria

Ya en horas de la tarde, organizaciones sociales se movilizaron por la reconciliación y el perdón en el marco de la Semana por la Paz. Desde el Parque Leesburg salieron cerca de 300 personas por las principales calles del centro de la capital huilense a manifestar su apoyo a la Paz y rechazar la guerra que desafortunadamente sigue teniendo vigencia.

De la caminata participaron algunos miembros del partido político Farc en el Huila. ‘Cacica Atahualpa’, integrante de esa colectividad, dijo que para ellos es importante este tipo de actos porque los ayuda a seguir en ese proceso de reincorporación social y que los conozcan como personas del común, un asunto fundamental para seguir creciendo como sociedad.

“En estos momentos, miro siempre una diferencia entre las víctimas de la guerra del sector armado, pero las víctimas del estado las están invisibilizadas. Yo pienso que tenemos que empezar a hablar un mismo lenguaje para obtener una misma verdad entre todos. Aquí hubo dos sectores de la guerra que tenemos que mostrar. No solo hubo víctimas de las Farc o del paramilitarismo o del Estado, y tenemos que mostrar la verdad de todos”, subrayó.

Para el padre Alonso Sánchez, coordinador de Pastoral Educativa de la Diócesis de Neiva, la caminata y todas las actividades de la Semana por la Paz son la oportunidad para abrazar a quienes nunca hemos abrazado. “La Palabra nos dice en Romanos 12 que ‘riamos con los que ríen y lloremos con los que lloran’. Hoy estamos llorando con los que no saben a dónde están sus seres queridos; si están vivos o están muertos”, puntualizó el presbítero.

Por Comunicación y Prensa Pastoral Social Neiva

Gracias por su tiempo