Bogotá y Bucaramanga celebraron la fiesta de la ternura

Bogotá y Bucaramanga celebraron la fiesta de la ternura

Bogotá, 11 de febrero de 2019. De la mano con las organizaciones socias del Programa Centralidad de la Niñez,  la caminata Huellas de Ternura tuvo su paso triunfal por las ciudades de Bucaramanga y Bogotá, primeros destinos de esta movilización continental que partió desde Tijuana (México) en junio de 2018.

Esta movilización social de carácter ecuménico es animada en todo el continente por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), Cáritas América Latina y el Caribe, Confederación Interamericana de Educación Católica (CIEC), Federación Internacional Fe y Alegría, Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosos (CLAR), World Vision Latinoamérica, Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER) y la Red Mundial de Oración del Papa (Click to pray) a través del Movimiento Eucarístico Juvenil. En el caso de Colombia estas acciones son acompañadas por el Secretariado Nacional de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal de Colombia.

En medio de ritmos musicales Bogotá fue tomada por la ternura

El domingo 10 de febrero, a las 10 de la mañana, unas mil personas se congregaron en la plaza de los periodistas. Niños, niñas, adolescentes de CONACED (Confederación Nacional Católica de Educación),  de las escuelas Fe y Alegría de Colombia y de los espacios de trabajo de World Vision Colombia, junto a diversas comitivas de las iglesias congregadas en el Movimiento Interreligioso por la niñez, iniciaron un recorrido en dirección a la avenida la Jiménez, cruzando por la carrera séptima hasta llegar a la Plaza de Bolívar.

Un recorrido al ritmo de grupos de percusión, globos, pancartas, dibujos y disfraces invadió de alegría y ternura el tradicional paso por la séptima. En la Plaza de Bolívar la muchedumbre era aguardada mientras que el embajador de ternura para Colombia, el cantante Santiago Benavides, le dedicó un concierto a los presentes.

El manifiesto de la niñez

En el marco de los eventos protocolares de la plaza de Bolívar, los líderes de las organizaciones promotoras de la caminata realizaron una plegaria por la niñez. En el caso de la Iglesia Católica participaron Monseñor Carlos Quintana del CELAM, la Hermana Gloria Corredor, presidenta de CONACED, el Padre Marco Tulio Gómez de Fe Alegría y Hermana María Helen Rivillas por la Conferencia de Religiosos de Colombia.

Los niños y niñas agradecieron a los adultos por su participación “en esta movilización que busca seguir concientizando a toda la población en torno a la importancia del cuidado y protección de la niñez, la superación de toda forma de violencia en contra nuestra y principalmente la promoción de ternura como modelo de nuestra crianza”.

Los líderes presentes en la tarima, invitados por los niños firmaron el pacto de la ternura. En esta firma también acompañaron en el Director de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Bogotá, Monseñor Jaime Mancera, y por la CLAR, estuvo estampando su rúbrica la Secretaria General, Hermana Daniela Caravinna.

800 personas en Bucaramanga

El pasado 6 de febrero desde las 4 de  la tarde Bucaramanga se llenó de colores y alegría, al son de las bandas marciales más de 800 personas salieron con  globos, pitos,  cometas, disfraces, juguetes y música desde la parroquia San Laureano hasta llegar a la catedral de La Sagrada Familia.

Un recorrido que atravesó la calle 36 hasta llegar a la Catedral de la Sagrada Familia, donde se celebró la eucaristía de la ternura presidida por el padre Leivi Leonardo Gutiérrez Motta, provicario general, y en la cual participaron representantes de otros credos religiosos.

“Para nosotros es un orgullo estar en esta marcha, participando con una acción de visibilidad y de trabajo en equipo para lograr el objetivo de erradicar la injusticia en nosotros los adolescentes”, ha dicho a prensa de la Arquidiócesis de Bucaramanga Sergio López, Delegado nacional de gestores de Girón.

De la mano de la Arquidiócesis

Esta actividad la organizó la Arquidiócesis de Bucaramanga, en figura de su arzobispo Monseñor Ismael Rueda a través  la delegación de  Pastoral Infantil Arquidiocesana.

Igualmente fueron acompañados por World Visión, Fundación Cáritas, CONACED, Instituto de Familia y Vida UPB, Pastoral Familiar y Pastoral Educativa.  También hicieron acto de presencia las parroquias San Martín de Porres, Santa María Bernarda Bütler, San Francisco Javier, San Pío X, San Miguel Arcángel, grupos de cultura y danzas de la UPB, colegios de la ciudad y la Policía Nacional.

“Tenemos que hacer como hizo Jesús, enseñar y predicar el amor por los niños, no queremos niños maltratados”, expresó el padre Leivi Leonardo Gutiérrez Motta, Provicario General durante la homilía.

La caminata en Bucaramanga fue encabezada por la embajadora de ternura, Susana Rafalli, venida desde la hermana república de Venezuela quien portó la cometa de colores que ha pasado de país en país y en su cola porta cintas de colores de las banderas de cada uno de los países por donde ha pasado Huellas de Ternura.

La caminata sigue su rumbo con actividades significativas para promover la protección y otras movilizaciones. Entre las ciudades por las que pasará están: Medellín, Tunja, Barranquilla, Santa Marta, Cartagena, Cali, Riohacha, Montería e Ipiales siguiendo su rumbo hacia Ecuador.

Gracias por su tiempo